20 de julio de 2009
20.07.2009
 

La crítica a la «muerte en el aire» de su sucesor, Dan Rather

19.07.2009 | 02:00

El hombre de las noticias del siglo XX jamás dejó de ser periodista. Cuando se retiró en 1981 del informativo de mayor audiencia, siguió en la cadena durante muchos años más, ocupándose de la investigación y la ciencia.


Entonces, la CBS, que había puesto a su disposición un equipo de más de trescientas personas y 100 millones de dólares anuales, tuvo que hacer el mayor esfuerzo de su historia para reforzar a Dan Rather, que lo había sustituido pero que no era aceptado por la audiencia de Cronkite.


Rather no era lo mismo, como prueba el incidente del «Dead Air». El 11 de septiembre de 1987 se marchó del estudio mientras se disputaba un partido de tenis entre Steffi Graf y Lori McNeil, sin prever que iba a terminar antes de lo esperado. Rather no aparecía y más de 100 estaciones afiliadas tuvieron que esperar 6 minutos hasta que el locutor se puso delante de las cámaras. Aguardó la mitad de la audiencia, por lo que tuvo que excusarse. Walter Cronkite comentó a un reportero sobre el incidente: «Yo lo hubiera despedido. No hay excusa para eso».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Patrocinado por nombre

Lotería de Navidad 2014