20 de marzo de 2010
20.03.2010
 
Crítica/música

Sintiendo el jazz en su estado más puro

n El cuarteto del saxofonista bilbaíno Víctor de Diego basó su repertorio en el material de su último trabajo, «Evolution»

20.03.2010 | 01:00

Roger Mas (piano), Marc Cuevas (contrabajo), Gonzalo del Val (batería) y Víctor de Diego (saxo), configuran el «Víctor de Diego Quartet», una formación que ha publicado recientemente el álbum «Evolution», galardonado como mejor disco del año en los premios catalanes «Enderrock 2010R (dentro de la categoría de jazz). El pasado miércoles 17, ofrecieron un soberbio concierto en el Centro Cultural «Antiguo Instituto Jovellanos» de Gijón, dentro del ciclo «Jazz en el Centro».


Con el inicio metafísico y etéreo de «Korrika» (pieza también que abre su último disco), muy en la línea de los trabajos de John Coltrane y Pharoah Sanders para el sello Impulse!, los cuatro instrumentistas dejaron muy clara una actitud abierta y ecléctica en el tratamiento instrumental, huyendo de la fusión pero también del sabor más «clásico». El cuarteto tiene mucho jazz asumido y ello contribuye a enriquecer su discurso, muy personal y ajeno a los lugares comunes que podrían achacarse a muchos de los intérpretes de jazz contemporáneo. Su música suena fresca, espontánea y muy sincera, siempre con un poso emocional a pesar de la complejidad, y con un fuerte sustento rítmico. Uno de los factores que más llama la atención y que mejor puede percibir el oyente/espectador es la fuerte interacción entre los miembros del cuarteto, no sólo en cuanto al lenguaje improvisatorio y a la capacidad expresiva sino en cuanto a la complicidad y la natural fluidez para interpretar un programa al que han asistido desde sus orígenes (composición -mayormente de Diego y Mas-, arreglos, grabación e interpretación en directo). El concierto permitió la revisión completa del disco, el cual se muestra muy variado (destacando la intimista balada «Naroa», dedicada a la hija de Víctor y que interpretó delicadamente con saxo soprano, o «Haurtzaindegian», «guardería» en euskera, más vitalista y con aires de funk). Las intervenciones de los cuatro instrumentistas estuvieron a un gran nivel, aprovechando su alto nivel de virtuosismo para potenciar el sentido musical de cada pieza. A destacar la solidez rítmico-armónica y el swing de Cuevas, los originales pasajes solistas de Mas, que a menudo los secundaba con su voz, y el portento y la versatilidad de Gonzalo del Val (en especial su exuberante introducción en «Quickin»), aunque a veces su vehemencia tapaba un poco al resto de músicos. Todo ello bajo la dirección de Víctor de Diego, un saxofonista de sonido profundo, inspirado por los grandes maestros, pero que ahonda en la búsqueda de su propio lenguaje.


La próxima cita musical de este ciclo viene de la mano del saxofonista neoyorkino Bob Sands, un habitual de los circuitos jazzísticos asturianos que presentará su nueva música en formato trío. Será el miércoles, 7 de Abril, en el salón de actos del CCAI a partir de las 20 horas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Patrocinado por nombre

Lotería de Navidad 2014