26 de marzo de 2010
26.03.2010

La crisis obligará a acompasar la inversión en el HUCA, admite Quirós

l El futuro de la sanidad asturiana l Las incertidumbres

26.03.2010 | 01:00

Oviedo, P. Á.


Los efectos de la crisis financiera se extienden sin cesar. El consejero de Salud del Principado, Ramón Quirós, admitió ayer que el ajuste en los gastos concierne a todos los ámbitos, incluido el proyecto estrella de su departamento: la construcción y puesta en marcha del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA), en los terrenos de La Cadellada.


«La situación es la que es. Hay que acompasar las inversiones, todas las inversiones, todas, incluido el HUCA, a la situación que tenemos, y tratar de mantener los servicios asistenciales que tenemos con la calidad que tenemos, y en eso estamos trabajando todos, y eso exige un esfuerzo coordinado de todos». Éstas fueron las palabras textuales de Quirós, recogidas por la Radiotelevisión del Principado de Asturias (RTPA).


La construcción del HUCA se halla en la recta final. Según los plazos oficiales, deberían estar concluidas el próximo 7 de abril, tras 58 meses de trabajos. Es un hecho que habrá retrasos, pero el Gobierno regional aún no se ha pronunciado oficialmente al respecto. Al término de las obras, se procederá al equipamiento del nuevo recinto y, posteriormente, al traslado de la actividad que se desarrolla en la sede actual. Habrá que ver si las declaraciones de ayer de Quirós implican más retrasos de los previstos.


Por otra parte, el titular de Salud aseveró que las primeras unidades de gestión clínica que han sido puestas en marcha en atención primaria reflejan ya una mejora de la calidad de las prestaciones, un aumento en la seguridad y en la satisfacción de los pacientes y un uso más eficiente de los recursos públicos. Quirós se pronunció en estos términos en una conferencia que impartió en los «Encuentros para el impulso de las tecnologías de la salud», que organiza periódicamente la Fundación Bamberg, según informó la Consejería en un comunicado.


En la conferencia, añade la nota, Quirós destacó que el sistema sanitario español presenta evidentes fortalezas como su universalidad, su equidad, una amplia cartera de servicios y un competente conjunto de profesionales de la medicina. Sin embargo, reconoció que es preciso introducir reformas para hacerlo «más integrado y centrado en los problemas de los ciudadanos».


Según el Consejero, para conseguir un sistema más sostenible en el tiempo debería también evitarse la medicalización excesiva y cambiar el modelo de consulta por otro en el que se trabaje con visión poblacional, estratificando el riesgo y organizando la atención por patologías o por poblaciones. Ramón Quirós se mostró partidario de trabajar más en el autocuidado y de poner fin a la fragmentación del sistema sanitario.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Patrocinado por nombre

Lotería de Navidad 2014