24 de junio de 2010
24.06.2010
marcos lópez
Comentarista de fútbol y creador del blog «Futbolitis» 

«Veo 25 o 30 partidos de fútbol por semana, sin contar los simultáneos»


- «El éxito está en el esfuerzo anónimo, hice mucho rodaje en la sombra»

- «Europa está fracasando en el Mundial y América muestra un nivel alto»

24.06.2010 | 02:00
Marcos López, en el paseo de La Florida.

Oviedo, Javier BLANCO

Marcos López (1975, ovetense de la calle Covadonga) es comentarista de fútbol en radio («El tirachinas» de la Cope), La Sexta, TPA, TVE y el diario «Marca», además de en internet. Los suyo ha sido toda una ascensión mediática en muy poco tiempo, desde febrero de 2006, cuando, bajo idea de su hermano, decidió crear el blog «Futbolitis». Comenzó con seudónimos y esa intriga hizo creer a muchos lectores que escribían Guardiola, Juande o Lillo. El caso es que «Futbolitis» empezó a ser una referencia que culminó la vertiginosa carrera de este carbayón. Entrenadores de primera línea le consultan, y además ojea a futbolistas para muchos de ellos. Ve entre 25 y 30 partidos en una semana, sin contar los que observa de manera simultánea. Aprovechando el escaso tiempo que tiene libre entre partido y partido del Mundial, charló con LA NUEVA ESPAÑA. Resume su historia futbolística y mediática.

-Radio, televisión, internet, prensa, ¿en cuál de ellos está más cómodo?

-Se complementan bien. Son sinergias. Escribir me pone las ideas claras a la hora de hablar, y hablar me da facilidad para escribir.

-El blog «Futbolitis» fue su arranque. ¿Soñaba lo que luego le ocurrió?

-El blog comenzó en 2006. Y no esperaba nada absolutamente. Yo trabajaba en el Colegio Santa María del Naranco y entrenaba. Mi hermano tuvo la idea, quería que hablara de fútbol. Fue una aventura entre dos hermanos.

-¿Cuándo notó el subidón, el éxito?

-Muy rápido estábamos en blogspot. Veíamos que el contador de visitas subía, que nos reclamaban análisis de Champions. Se hizo popular y llegábamos a los 10.000 usuario al día; eso en el punto de partida, en mes y medio.

-¿El gran salto fue «El tirachinas», de José Antonio Abellán?

-Primero apostó Terra de la mano de Kike Martín. Ahí los usuarios se multiplicaban. Ya había entrenadores de primer nivel que conectaron y que querían conocerme. El siguiente fue «El tirachinas» de Abellán, en febrero de 2008. Quizá si no hubiese llegado «El tirachinas» hubiese dejado el blog: era un punto de inflexión en mi vida. Pero conectó conmigo Abellán. Me dijo si le podía echar un cable en el sorteo de la Champions; me habló de un par de minutos. Entré esa noche y fueron 15 minutos. Cuando Abellán dio paso a la publicidad me comentó que quería ficharme para todo. Al principio lo compatibilicé con el colegio.

-Por cierto, le oí emocionado despidiendo a Schuster de «El tirachinas».

-Me trató muy bien. Fue excelente, como Kiko o Martín Vázquez; pero Schuster, que parecía más distante?, luego te encuentras con una persona maravillosa. Y hablar de fútbol de tú a tú con alguien que fue tu ídolo da gusto.

-¿Notó recelos de alguien?

-La verdad es que no, la acogida fue maravillosa. Abellán y Kiko me integraron y tiraron de mí. Me guiaron.

-¿Y La Sexta?

-Cuando me llamaron dije que no podía por el compromiso con Abellán. Hablaron con él y acordaron hacerlo más tarde. Caso curioso. Sorprendentemente el mismo día me llamaron de La sexta y de TVE. Mi debut en ambas fue el fin de semana después de Reyes.

-¿Le perturbó tanto acontecimiento en su vida?

-Esto lo que te hace es mejorar, progresar. La verdad es que me sorprendió, pero no es algo que haya buscado. El éxito está en el esfuerzo anónimo de la primera etapa. Muchas horas de rodaje en la sombra.

-¿Cuánto fútbol ve?

-Bastante

-Dígamelo en algún tipo de medida más concreta.

-Entre 25 y 30 partidos a la semana. Sin contar los que veo simultáneos.

-Y luego, vídeos.

-Sí, quien diga que conoce a todos los futbolistas miente. Son muchas ligas y es difícil seguirlas todas.

-¿Se le ve el plumero, los colores, le dicen si es del Madrid o Barça??

-No; están desenfocados. La gente valora la objetividad, aunque la objetividad es muy compleja.

-Y asesora a entrenadores y ojea a futbolistas.

-Sí, con el blog comenzó una labor y los entrenadores se acercaron; les gustaba. Gente del Chelsea se puso en contacto conmigo por un análisis que hice previo a una eliminatoria con el Barça. Vieron cómo analizaba a cada jugador del Chelsea y sus métodos. Hay entrenadores que me llaman los viernes para hablar de rivales, tener otro punto de vista. Asesoro, me llaman para pedirme información de fichajes.

-Una pincelada de lo que va de Mundial.

-Si estructuramos por continentes, Europa está fracasando. América tiene un nivel alto con Brasil, Argentina, Paraguay. Y La CONCACAF, con EE UU y México, lo está haciendo bien. Asia compite más o menos bien y África está fracasando.

-¿El entrenador es un mal menor, un mal necesario?

-Hay dos tipos: los que influyen y que hacen que todo discurra según su cauce. Ése me gusta, el que tiene jerarquía. Hay otro que es alineador. Da más importancia a los jugadores que al modelo de juego. El alineador no es entrenador con todas las palabras.

-¿Usted entrenó?

-De joven. En El Loyola a minibenjamines, al Estadio y el Vallobín benjamín y el San Claudio. Después, por hobbie, a los niños de Santa María del Naranco y la Escuela de Fútbol de La Fresneda.

-¿Ahora sigue de profesor en el colegio?

-Estoy en excedencia

-¿Qué le dicen los alumnos y conocidos?

-Siempre se me conoció como Aco. Desde que empecé con Abellán todo el mundo me llama Marcos; me resulta extraño entre gente conocida. En el blog comencé anónimo. Nació para ser un sitio sin complejos. Si poníamos nuestros nombres iba a chocar con el topicazo de que si no eres futbolista pues ni idea? Pusimos seudónimos: Marquinos y Nicolás.

-En el blog pone Marcos López, Jorge López, Marquinos, Nicolás?

-Claro Jorge es mi hermano. Él escribía como Nicolás; yo como Marquinos. Ni los amigos lo sabían. Hubo gente que pensaba que escribía Guardiola, Juande o Lillo.

«Quien diga que conoce a todos los futbolistas miente; son muchas ligas y es difícil seguirlas todas»

«Hay dos tipos de entrenadores: los que influyen y los que hacen que todo discurra según su cauce»

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Patrocinado por nombre

Lotería de Navidad 2014