18 de diciembre de 2010
18.12.2010
 

González-Sinde y Areces clausurarán el año jacobeo en el palacio de Toreno

En el acto, el lunes, se presentará un facsímil de la Biblia de Danila, códice del siglo IX que habla del origen del Reino de Asturias

18.12.2010 | 01:00
Ángeles González-Sinde en una visita anterior a Oviedo.

Oviedo, P. R.

La ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde, y el presidente del Principado, Vicente Álvarez Areces, clausurarán el próximo lunes en Oviedo las actividades culturales del año jacobeo. Lo harán a las once y media de la mañana, en un acto que se celebrará en el salón de actos del palacio Conde de Toreno, sede del Real Instituto de Estudios Asturianos (RIDEA).


La última actividad cultural del jacobeo consistirá en presentar una edición facsímil de un códice del siglo IX, la Biblia de Danila, un trabajo realizado en colaboración por José Antonio Valdés Gallego, Paolo Cherubini y Alfonso García Leal. Se trata de una Biblia de un escriba llamado Danila que se guarda en la abadía de Nápoles y que habla del origen del Reino de Asturias.


Paralelamente se presentará la instalación «Las nubes de la memoria», de Eugenio Ampurias.


Tanto González-Sinde como Álvarez Areces pronunciarán discurso. El acto, al que también asistirá la presidenta de la Junta General del Principado, María Jesús Álvarez, ha sido organizado por la Sociedad Española de Conmemoraciones Estatales.


Las actividades culturales del año jacobeo arrancaron en Navarra y Aragón. El pasado mes de octubre, cuando trascendió que se clausurarían en Asturias, el Partido Popular de Galicia criticó al Gobierno central por haber elegido Asturias para el cierre de un año cuyo epicentro, decía, debía ser Galicia. Lo cierto es que la propuesta había sido acordada en el consejo jacobeo celebrado en diciembre del pasado año y ratificada por todas las autonomías en la conferencia sectorial de cultura celebrada el pasado mes de junio.


Oviedo fue históricamente una de las ciudades de paso cuando las peregrinaciones jacobeas estaban en sus albores, y su Catedral, dedicada al Salvador, era un templo de obligada visita para los cristianos devotos. Hasta tal punto llegó su importancia que, a pesar de crecer en popularidad la ruta de los franceses, muchos peregrinos se desviaban de la ruta que llevaban atendiendo al dicho popular de que «quien va a Santiago y no al Salvador visita al criado y no al Señor».


La consejera de Cultura anunciará hoy, en rueda de prensa, el programa y avanzará algunas cifras relacionadas con el turismo del año santo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Patrocinado por nombre

Lotería de Navidad 2014