13 de mayo de 2011
13.05.2011
40 Años
40 Años

Óscar Mariné: «El gran reto de España es dar a conocer su diseño»

El artista presenta en el Antiguo Instituto los trabajos de algunos de los mejores diseñadores españoles y europeos

13.05.2011 | 02:00

Gijón, J. L. ARGÜELLES


De Javier Mariscal a Pepe Cruz Novillo; de Alberto Corazón a Daniel Nebot o los ya fallecidos Diego Lara, Miguel Gil y Paco Bascuñán. La exposición «Todo es diseño», que se inauguró ayer en el gijonés Centro de Cultura Antiguo Instituto, es una ocasión única para componer una visión de conjunto sobre la evolución española de una disciplina creativa considerada ya nuclear en las sociedades de economía avanzada. «El gran reto de España es dar a conocer su diseño», aseguró Oscar Mariné, comisario de la muestra, artista ensalzado, teórico entusiasta y autor de algunos iconos contemporáneos. Ha trabajado, entre otros, para Pedro Almodovar, Bruce Springsteen, Brian Eno o las empresas de marcas como Absolut Vodka, Hugo Boss, Camper y Loewe.


Esta exposición, que exhibió el año pasado el Círculo de Bellas Artes de Madrid, reúne obra gráfica de cuarenta diseñadores españoles y de otros veinte europeos. Es una manera, según explicó ayer Óscar Mariné, de establecer referencias, de enseñar el camino por el que transitó durante años el diseño gráfico español, de ver cuál es su nivel y quiénes son los imprescindibles. «Tiene su origen en alguna conferencia que he dado y en la comprobación de que los estudiantes no conocían a los maestros, a los pioneros, a los iniciadores del camino; el diseño español se mueve todavía en aguas movedizas y es un desconocido», subrayó.


La muestra, que estará en Gijón hasta el próximo 26 de junio y forma parte de la programación de las XIV Jornadas de Diseño Motiva 2011, es, según su comisario, una «selección nacional», aunque «no tiene nada que ver con que se haya ganado o no el premio nacional de diseño», un galardón que, por cierto, obtuvo Óscar Mariné el año pasado.


Hizo votos porque el diseño, del que le interesan sus implicaciones éticas y que puede ser cualquier objeto producido desde la inteligencia, alcance en España la valoración social que tiene en países como Holanda, por poner un solo ejemplo. «Espero que deje de ser sospechoso», añadió, tras hacer hincapié en el brusco corte que supuso la Guerra Civil para el diseño gráfico: «En los años veinte y treinta se hacían unos carteles maravillosos».


Para Óscar Mariné, madrileño de 1951, diseñar significa fundamentalmente «hacer las cosas mejor». «Hay un elemento ético que debe marcar el trabajo del diseñador; manchar un papel, imprimir es siempre una responsabilidad». El comisario de «Todo es diseño» subrayó la importancia económica de una actividad a la que en España, a su juicio, le falta un «sello», el marchamo internacional que en los últimos años han logrado la cocina o el fútbol, por recurrir a dos de las actividades que mayor proyección mundial han alcanzado en los últimos años.


La muestra junta carteles, publicaciones, tipografías... Es un repaso de enfoques, soluciones artísticas y usos de materiales. Junto a Óscar Mariné presentaron la exposición el concejal de Cultura y Educación, Justo Vilabrille, y la presidenta de la Asociación de Diseñadores Gráficos de Asturias, además de representante de la organización de Motiva, Isabel González Cepedal. Para ésta, admiradora del trabajo de Óscar Mariné y de su «capacidad para comunicar e hilvanar palabras casi lapidarias sobre nuestra profesión», «Gijón se convierte en la capital del diseño asturiano».


Un ejemplo de esa facilidad del creador madrileño para explicar la importancia social del diseño es su fórmula I+D+I+D, o lo que es lo mismo: Investigación, desarrollo, innovación y diseño. «No es un lujo, sino una necesidad que interviene tanto en la creación como en la producción y en la comunicación, un triángulo sobre el que asienta su verdadero potencial», ha escrito. Y también: «No es una plusvalía el diseño, es una función que simplifica». Ayer, tras cuestionar los «pequeños nacionalismos», porque «lo que debemos es trabajar en el pueblo de enfrente», admitió que España, «un país rural», ha llegado al diseño muy recientemente. Y puso el ejemplo de países que han logrado consolidar imágenes potentes, caso de Inglaterra. «Es importante saber quiénes son los autores buenos», indicó, en referencia a los contenidos de «Todo es diseño», y advirtió que las empresas «no siempre van a las personas adecuadas».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Patrocinado por nombre

Lotería de Navidad 2014