05 de enero de 2012
05.01.2012
40 Años
40 Años
 

Hipnotizados por la magia

Los espectáculos gratuitos de la I Semana Mágica de Gijón congregan a centenares de personas y ya no hay entradas para la Gala Internacional en el Jovellanos

05.01.2012 | 01:00
Momento de la actuación del mago Castañeiras ayer en el paseo de Begoña.

Gijón, Pablo TUÑÓN


Gijón tenía ganas de magia, y más por Navidad. De ahí que las tres primeras jornadas de la I Semana Mágica de Gijón se hayan cerrado con rotundo éxito en su programación de espectáculos abiertos al público. Este festival, que se ha sacado de la chistera el ovetense José Armas «El Ilusionista», director artístico del mismo, está tocando con la varita mágica al público gijonés, encantado de poder toparse con espectáculos asombrosos en la calle y en los centros municipales de sus barrios.


«Sabíamos por otros festivales organizados en Asturias que había demanda y que a los asturianos les gusta la magia», explica José Armas, que ya tuvo experiencias fructíferas en localidades como Navia y Llanes. «Buscamos que una ciudad como Gijón, con mucha más población, pudiera albergar este tipo de festivales y la respuesta de los gijoneses mejor no podía ser», añade. El éxito ha sido tal que para la primera actividad de la Semana Mágica en la que hay que pasar por taquilla se han agotado las más de 1.000 entradas que había a la venta.


Se trata de la Gala Internacional, el evento central de la cita, que tendrá lugar el sábado en el teatro Jovellanos, a las 19.30 horas. «La gente va a poder ver a algunos de los mejores del mundo en cada una de las disciplinas de la magia», explica José Armas, que entiende que el éxito del festival viene dado, en buena parte, por su carácter familiar. «Es algo que gusta a todo el mundo. Hay desde niños de 5 años que quedan con la boca abierta hasta sus abuelos, de 80 años, también boquiabiertos. Cada uno se ve sorprendido a su manera: los niños, porque viven en su mundo mágico; y los mayores porque no se creen lo que están viendo», proclama Armas.


Ciertamente, el plantel que dará el espectáculo del sábado en el Jovellanos es mágico. Estará Yunke, un rostro conocido de la televisión por sus apariciones en programas como «El hormiguero». «Ha sido Premio Mundial de Grandes Ilusiones; un galardón que recibió, por ejemplo, David Copperfield», cuenta Armas. Precisamente las grandes ilusiones será la disciplina que ponga en juego delante del respetable en el Jovellanos, el género de mayor espectacularidad, que incluye teletransporte, aparecer y desaparecer o atravesar con espadas una caja con alguien dentro.


También estará representada en el coliseo gijonés la magia con pájaros de la mano de Arkadio, que recibió el «Óscar a la magia» por esta disciplina. «En su espectáculo no sólo aparecerán las típicas palomas. Habrá aves exóticas», resalta José Armas. El «Dúo Kibalyon» hará las delicias del público con una demostración de «Quick-change», que consiste en cambiar completamente de indumentaria en décimas de segundo. Este equipo de magos, formado por una rusa y un argentino, simulará un viaje por diferente países transformándose en diferentes personajes. «Muy pocos en el mundo son capaces de hacer lo que ellos hacen», recalca Armas. El español Román García, especialista en magia de cerca, también actuará en la gala. Para seguir sus trucos con todo detalle, subirán varios espectadores al escenario y se dispondrá de una pantalla gigante para el resto del respetable.


Presentando la gala estará el mago Karim, un gijonés que ha triunfado en España con su combinación de magia y humor. «Es uno de los magos presentadores de más éxito en nuestro país», destaca José Armas. De hecho, ha sido varias veces monologuista de la «Paramount Comedy». Para él, será una cita muy especial. «Siempre tuve un sueño, trabajar en el Jovellanos. Y se va a cumplir. Además habrá quórum, porque estarán mi abuela, mi madre y muchos amigos», asegura entusiasmado Karim.


Él ya ha actuado en la semana de la magia en varios centros municipales. Ayer mismo, le tocó en El Llano. «Está saliendo todo muy bien, excepto aparcar. Aparcar en La Calzada o en El Llano, eso sí que es magia», señala con humor este ilusionista que ya ha probado las ganas de magia que tenían los gijoneses. «Estoy muy contento porque a la gente le está gustando mucho. Mi espectáculo es familiar y, para que puedan disfrutar los niños pequeños, con bromas comedidas», cuenta. Pero todavía le quedan días de magia a los gijoneses, ya que el festival no termina hasta el día 14, cuando el reconocido Jorge Blass haga su espectáculo en el Jovellanos. Por el medio, el domingo 8, el mismo coliseo gijonés albergará otra exhibición, en este caso de hipnotismo. Nada más oportuno, porque los gijoneses parecen hipnotizados por la magia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Patrocinado por nombre

Lotería de Navidad 2014