22 de mayo de 2012
22.05.2012

Adiós a Modesto González Cobas, el cronista e investigador de la música popular asturiana

Figura de la radio con programas como «El mar» y «La Asturias popular», falleció el domingo a los 89 años

22.05.2012 | 02:00
Modesto González Cobas, en 2011, año que contó sus «Memorias». | miki lópez

Oviedo, J. B.

Modesto González Cobas, referente en la investigación de la música popular asturiana y cronista de Luarca, falleció el domingo en Oviedo a los 89 años. González Cobas ha sido una autoridad en la investigación tradicional y una celebridad radiofónica desde 1964, cuando ingresó en Radio Nacional de España (RNE), donde fue jefe de programas y fundador de dos espacios míticos, «El mar» y «La Asturias popular»: «Empecé a asturianizarme cuando conocí a Cuchichi y Miranda», recordaba en las «Memorias» recogidas por Javier Morán y publicadas en la NUEVA ESPAÑA en 2011.


«La Asturias popular» estuvo en antena 23 años con legión de seguidores. Por «El mar» alcanzó el Premio Nacional de Radio. Él mismo recordaba que se había enterado de este galardón a través de LA NUEVA ESPAÑA, que, a su vez, lo había recogido de una noticia de agencia sin tener más detalles. Posteriormente le fue comunicado por carta del Ministerio de Carrero Blanco, en la que le decía que se presentara en Madrid para recoger la distinción, algo que le hizo mucha ilusión.


Modesto González Cobas estuvo hasta el final de sus días trabajando en la música y tradiciones asturianas: «Estaba haciendo un prólogo sobre una obra de Aurelio de Llano», recordaba ayer a LA NUEVA ESPAÑA su viuda, Cristina García Álvarez. De hecho, González Cobas no faltaba nunca a su tertulia con amigos y compañeros al hotel de la Reconquista, y fue tras llegar de su última reunión cuando se cayó en casa. Tras ser hospitalizado, falleció el domingo.


De su actividad hasta el final dan cuenta también sus dos hijos, Marcos y Pedro, que detallaban su capacidad de trabajo en asuntos asturianos: «Hay recopilados 88.000 folios de la Asturias popular, escritos a máquina», contó Pedro.


En realidad el folclorista ha sido la guía regional de las tradiciones. Así lo recordaban ayer, tanto en el tanatorio de Oviedo como en el funeral, celebrado en la iglesia del Corazón de María, en la plaza de América, las numerosas personas del mundo de la política, la cultura, las artes y el periodismo que fueron a despedirlo.


En su amplia actividad profesional y personal figura su contribución en el Real Instituto de Estudios Asturianos (RIDEA), época en la que trabajó al detalle sobre la figura del musicólogo Eduardo Martínez Torner, junto a Aurelio de Llano, «de la persona que más hablé en la radio», apuntaba.


Modesto González Cobas nació en 1922 en Luarca y fue su padre quien le transmitió la afición por la música. Tocó varios instrumentos y pronto formó parte de una rondalla. Uno de sus temas de estudio fue las vaqueiras. Y del grupo de vaqueiros que conoció de chaval nació el Festival Vaqueiro, aún vigente: «En el primer Festival Vaqueiro se vio la atracción por lo prohibido», decía. Y añadía que las cosas «se complicaron porque había que buscar unos novios vaqueiros que además supieran bailar».


Aunque estudió Derecho en la Universidad de Oviedo y en Barcelona, su pasión y profesión siempre estuvieron ligadas a la investigación y la difusión popular asturiana, como lo refleja el hecho de que ya a finales de los años cincuenta editó «La Voz de Luarca». Fue poco después de comenzar la carrera cuando tuvo que ir a la mili en el Milán de Oviedo y en un batallón de Grado. No obstante, aprovechó este tiempo para sacar jugo a su afición musical. Y fue en Grado a través de Falín «El Profesor», que tocaba el piano mientras González Cobas cantaba. Y ahí ya recogía grabaciones y todo el material del folclore que podía. A pesar de los pocos medios, conservó centenares de grabaciones de aquel entonces.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Patrocinado por nombre

Lotería de Navidad 2014