03 de junio de 2012
03.06.2012
40 Años
40 Años
 

Las señales del autismo

El día mundial de la enfermedad, que afecta en España a 50.000 niños y casi a un millar en Asturias, aglutina iniciativas para concienciar sobre el síndrome

03.04.2012 | 02:00
Encuentro organizado por la plataforma de padres de alumnos con TEA, con motivo del Día Mundial del Autismo.

Madrid / Oviedo, M. S. M.


«El autismo te habla, sigue las señales» es una invitación a que todos conozcamos las señales de los trastorno del espectro autista (TEA), una campaña que se puso ayer en marcha en el día mundial de concienciación de este síndrome, que afecta actualmente a cerca de 50.000 niños en edad escolar.


Autismo España y Obra Social Caja Madrid presentaron la iniciativa que tiene como objetivo concienciar a los padres y familiares para que estén atentos a los síntomas que indican la presencia del autismo, con el fin de actuar cuanto antes en beneficio de una mejora en las condiciones de vida de los hijos.


La detección temprana del autismo es el aspecto central de la campaña, que consta de un spot para concienciar sobre la alta probabilidad de que un niño pueda sufrir esta patología y en el que se aportan estudios epidemiológicos recientes realizados en Europa y Estados Unidos que apuntan a una prevalencia de un caso de TEA por cada 150 niños en edad escolar.


En España, uno de cada 300 niños sufre autismo, tal y como indican las últimas pruebas realizadas por el Instituto Carlos III para detectar estos trastornos de forma precoz entre niños de 18 a 24 meses. En el acto de presentación de la campaña, el presidente de la Confederación Autismo España, Antonio de la Iglesia, informó de las señales que se observan en un niño con autismo y que pueden ayudar a los padres a detectarlo.


Superados los 12 meses, los niños con autismo no suelen balbucear, ni hacer gestos como saludar con la mano, ni señalar para pedir alguna cosa o mostrar objetos. Tampoco suelen reconocer su nombre, ni responder cuando se le llama. Sobre los 18 meses no suelen llegar a decir palabras sencillas, actúan a veces como una persona sorda y tienen alta tolerancia al dolor.


Hacia los 24 meses no dicen frases de dos o más palabras que sean espontáneas, tienen dificultades para mantener el contacto ocular cuando se le habla y no siguen objetos con la mirada. Suelen tener apego a rutinas y pueden coger rabietas si no se les deja mantenerlas, además de mostrar alta sensibilidad para determinados sonidos.


En Asturias, la asociación Adansi apoya a 250 familias con alguno de sus miembros afectado por un síndrome que tiene un origen neurobiológico y que produce mucho dolor en las familias que lo padecen de cerca. Según datos del Instituto de Salud Carlos III, el autismo es una enfermedad en alza que compromete el futuro de más de mil alumnos en Asturias, lo que lleva a Adansi a reivindicar apoyo de la Administración para las necesidades específicas de sus hijos.


Los expertos defienden la inclusión educativa como apuesta «de futuro» para estos niños con trastornos del espectro del autismo porque «estarán más integrados en la sociedad si están más presente en ella y en su entorno». Así lo manifestó ayer Mar Merinero, psicóloga y directora técnica de Aleph-Tea, una asociación creada hace años en Madrid por un grupo de familias con hijos con esta discapacidad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Patrocinado por nombre

Lotería de Navidad 2014