27 de marzo de 2013
27.03.2013

La directora del Hospital Central, primera baja en el equipo de Faustino Blanco

Isabel Palacio deja el cargo que ocupaba desde septiembre, decisión que los veteranos del HUCA vinculan a la descoordinación en la cúpula sanitaria

27.03.2013 | 00:00
Isabel Palacio, segunda por la izquierda, en una imagen de archivo de un acto celebrado en la Casa de Cultura de Mieres.

Oviedo, Pablo ÁLVAREZ


Primer contratiempo interno severo para el consejero de Sanidad del Principado, Faustino Blanco. La directora del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA), Isabel Palacio, deja el cargo cuando sólo han transcurrido poco más de seis meses desde su nombramiento. La doctora Palacio ha comunicado su decisión, por carta, al personal del complejo sanitario ovetense.


Aunque su puesto la situaba como tercera autoridad del HUCA en el actual organigrama sanitario, ella era la que llevaba el día a día de un centro hospitalario marcado por una complejidad intrínseca a la que, en el momento actual, se suma la problemática derivada del traslado a la nueva sede construida en los terrenos de La Cadellada. Estos dos factores convierten la dimisión de la doctora Palacio en un revés de cierta entidad para la cúpula de la sanidad pública asturiana.


Todo apunta a que la marcha de Isabel Palacio obedece a una decisión propia, no «inspirada» desde las instancias superiores. Algunos médicos veteranos van más allá y apuntan a una cierta «decepción» causada por la «descoordinación» observada en los eslabones más altos de la cadena de mando del sistema sanitario.


Isabel Palacio es oncóloga. Durante años ejerció en el servicio de oncología médica del HUCA. Con gobiernos del PSOE fue responsable de la Unidad de Atención al Cáncer del Servicio de Salud del Principado (Sespa). Su decisión de abandonar el cargo que ocupaba desde el pasado 20 de septiembre ha causado sorpresa. «Ha estado poco tiempo, y buena parte de ese tiempo tuvo que lidiar con la huelga de médicos», señalaba ayer un jefe de servicio del Hospital Central, quien aludía con este argumento a la dificultad de evaluar su gestión en el HUCA.


En la actual estructura organizativa de la sanidad pública asturiana, el puesto de director de un hospital viene a equivaler a lo que anteriormente era el director médico. Con la particularidad de que las dos jerarquías superiores -el gerente y el director de asistencia sanitaria y salud pública- son cargos del conjunto del área sanitaria, y no específicamente del hospital, lo que hace que su presencia en el centro sanitario sea limitada. En el caso del área IV, con cabecera en Oviedo, dichas responsabilidades son desempeñadas, respectivamente, por Jaime Rabanal y Antonio Álvarez.


Si los rumores y valoraciones que ayer circulaban por el HUCA fueran dignos de crédito, la dimisión de la doctora Palacio habría que inscribirla en un marco global en el que la Consejería de Sanidad deja muy poco margen de maniobra a los responsables del Sespa. De otro lado, hay quienes cuestionan que la gerencia única del área sanitaria -cargo que aglutina la gestión de los centros de salud y los hospitales- aplicada por el actual Gobierno socialista sea eficaz cuando uno de los centros hospitalarios tiene el tamaño y las complicaciones que caracterizan al Hospital Central.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Patrocinado por nombre

Lotería de Navidad 2014

Enlaces recomendados: Premios Cine