29 de octubre de 2014
29.10.2014
La Nueva España

El Festival de Cine de Gijón relanza la Film Commission y atrae a la industria mexicana

"El cine del Principado sigue vivo", afirma Carballo en la presentación de los 9 largometrajes y 29 cortos asturianos que se verán en el certamen

29.10.2014 | 02:14
Por la izquierda, Huergo, Franco, Lázaro Blanco, Vidal, Carballo, Teresa Sánchez, Navarro, Linera, Velázquez y Herrería, ayer, en el Jovellanos.

Contó ayer Nacho Carballo, director del Festival Internacional de Cine de Gijón (FICX), que se sintió "molesto", hace escasas fechas, cuando le inquirieron por las razones por las que daba amplia cancha en el certamen a las películas que llevan sello asturiano. Es una pregunta que nadie haría a los responsables de las citas de San Sebastián o Sitges, abiertas a las filmografías vasca o catalana. ¿Ignorancia o desprecio? Habría que analizarlo, pero el FICX quiere impulsar este año, coincidiendo con la celebración de su quincuagésima edición, medidas que permitan ir sentando las bases para consolidar una industria cinematográfica en el Principado. La primera: relanzar el apagado proyecto de la Film Commission, aquella plataforma que se presentó en febrero de 2009 para incentivar la creación audiovisual; la segunda: un acercamiento a los productores mexicanos, dadas las históricas buenas relaciones con el país azteca.

Carballo explicó que el próximo día 26 (el FICX se celebrará del 21 al 29 de noviembre próximos) ocho productores mexicanos estarán en Gijón con el objetivo de canalizar esa colaboración, "recoger iniciativas", y ver si hay posibilidades estables para un "foco industrial". En marzo, una delegación asturiana estará presente en el Festival Internacional de Cine de Guadalajara, considerado como uno de los más importantes de Latinoamérica. Y aseguró, también, que se presentará la Film Commission. Esas apuestas se completarán con cursos dirigidos a los actores y talleres en los que participarán algunos de los más destacados invitados a la inminente edición del FICX, del director filipino Brillante Mendoza, a quien el certamen homenajea con una retrospectiva, al maestro de la animación Bill Plimpton, que estará, asimismo, en Gijón.

"El cine asturiano sigue vivo", manifestó Carballo, antes de dar a conocer estos proyectos y después de dar los datos de las películas firmadas en el Principado que se han presentado al FICX para concurrir en las secciones "Gran angular" y "Día d´ Asturies": 17 largometrajes (se han seleccionado un total de nueve) y 60 cortos (pasaron el filtro 29 títulos). "Son los héroes y las heroínas, porque no hay producción ni ayudas y, además, pelean solos contra todos", dijo. El director del FICX estuvo acompañado por la gerente del teatro Jovellanos, organizador del certamen internacional gijonés. "Aquí hay una gran producción audiovisual, a la que queremos dar cabida", subrayó Teresa Sánchez.

Hay expectación por ver la cosecha cinematográfica de este año. Habrá competencia. El director morciniego José Antonio Quirós, autor de "Pídele cuentas al rey " o "Cenizas del cielo", acude con su último trabajo, "Todo el tiempo del mundo", anticipo de la serie para la TPA "Aquí, el paraíso". Pero estarán también los hermanos Prada con "Queridos monstruos" o Asur Fuente con "Por la puerta grande", el relato de Lázaro Blanco, que pasó treinta años preso en veintisiete cárceles (ver todas las obras en esta misma página).

Lázaro Blanco fue una de las personas que arropó ayer la presentación de "Gran angular" y "Día d´Asturies": "Quiero mostrar que la reinserción social es posible". A su juicio, el filme que protagoniza "toca el mundo de las injusticias". Defendió las unidades terapéuticas de Villabona y elogió a los asturianos: "Son mucho más solidarios".

Manuel Vidal, director de "El círculo de Raynard", estrena en el FICX un filme que definió como una mezcla de géneros. El muy premiado Carlos Navarro estará en el "Día d'Asturies" con "Gochos", una "alegoría del mundo patas arriba en que vivimos". José Luis Velázquez y Héctor Herrería ofrecerán "Mírame": "Es un corto hecho sin apenas recursos pero del que estamos muy orgullosos".

Juan Carlos Huergo, protagonista de "Objetivo Finisher", señaló que esta cinta es la historia de una "superación personal". Con importantes problemas de salud, se enfrentó a la serie de las tres pruebas atléticas. Para Juan Álvarez Linera, realizador de "Dime algo", su corto es un "drama sicológico de siete minutos, con toque de suspense". Marino Franco, director de "Al llau del pozu", ha firmado por su parte una pieza "made in cuenca del Nalón" en la que ha contado con el dibujante Alfonso Zapico, premio nacional de Cómic en 2012 y colaborador de LA NUEVA ESPAÑA, y con el afamado Coro San Andrés.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Patrocinado por nombre

Lotería de Navidad 2014