12 de febrero de 2015
12.02.2015

Las "estampas antifascistas" de Germán Horacio vuelven a Gijón 78 años después

El Muséu del Pueblu d'Asturies, que homenajea al artista, adquirió en Buenos Aires por 2.500 euros una de las pocas colecciones completas

12.02.2015 | 04:32
Tres de las estampas de la colección que hizo Germán Horacio en 1937 en apoyo a la República.

Nadie diría que esta mujer tiene 94 años. Tira del hilo de su memoria con precisión y su aspecto es el de una persona mucho más joven. Pilar Robles, hermana de Germán Horacio y superviviente de los cuatro hijos que tuvo el matrimonio formado por el popular escritor en asturiano Pachín de Melas (Gijón, 1877-1938) y de Agapita Sánchez, no quiso perderse ayer la inaguración, en el Muséu del Pueblu d´Asturies, de la exposición con las "10 estampas antifascistas". "Y pensar que tuvimos que quemar todas estas obras en nuestra casa", recordó.

Germán Horacio, fiel a la República, quiso poner a buen recaudo su labor en casa de sus padres. La entrada de las tropas franquistas en Gijón, el último reducto republicano del frente norte de la guerra, precipitó los acontecimientos en octubre de 1937. "Acertamos al quemar aquellos trabajos, porque pocos días después nos hicieron un registro", explicó Pilar Robles. Su padre, Pachín de Melás, que había salvado del fuego los restos de Jovellanos durante la guerra, sería posteriormente detenido y encarcelado en El Coto, donde le dejaron morir de turberculosis. Germán Horacio se exilió. "Era persona de pocas palabras", rememoró su hermana, para quien las guerras civiles son "asquerosas". "Fuimos una familia muy represaliada; teníamos que ir a limpiar el estiércol de los caballos en la Iglesiona".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Patrocinado por nombre

Lotería de Navidad 2014