Pocas veces una exposición habrá sido tan bien titulada: «Materia y color» llama Fidel Pena (Avilés, 19) a esta nueva serie de trabajos que supone una apuesta de mayor reduccionismo expresivo si lo ponemos en relación, por ejemplo, con las piezas que vimos en la colectiva «Entre arte II», del palacio de Revillagigedo en 2006. A propósito de estas obras de ahora, bien podemos recordar a Donald Judd, uno de los grandes del minimalismo, cuando dijo aquello de que la mitad o más de las obras de los últimos años no han sido ni pintura ni escultura y, en consecuencia, definió a las suyas como «objetos específicos». Eso vienen a ser también las presentes creaciones del artista avilesino, uno de los más interesantes en el arte geométrico asturiano, sin perjuicio de que valores tanto pictóricos como escultóricos estén también inescrutablemente presentes en ellas. Porque son cuadros reducidos, por una parte, a color, utilizado como elemento abstracto que funciona a su vez como forma estéticamente esencializada y, por otra, a materia que sustituye al espacio como abstracción para convertirlo en elemento material manipulable, materia como factor autónomo determinante y no como medio evocador de conceptos. Materia y color.

Estas pinturas-esculturas entendidas como objetos plásticos se construyen como montajes que relacionan dos o tres planos de color, campos monocromos lisos sobre cartulinas y, en ocasiones, contrapuestos a su vez con cartón ondulado de embalar y formando una sólida y cerrada unidad compositiva con el soporte, estructura afirmada por su presentación en cajas. Obras simples y austeras fruto de un personal lenguaje plástico originado en planteamientos minimalistas, en esta ocasión sin complacencias en el halago de más líricos factores visuales. Su poética es la del rigor literalista sin énfasis expresivo, aunque quizás alguno se pueda encontrar en la intención «povera» del cartón ondulado o quizás, aunque esto sólo sean fabulaciones, en la evocación de la simpliciadad geométrica de los recortes del último Matisse pasados al minimalismo.