Gijón, A. R.

El centro social de personas mayores Gijón-Centro estrenó ayer su aula cultural «Moisés López-Isidro Zoreda». Es el nombre que llevará desde ahora, por acuerdo de la Junta de Gobierno, el salón de actos de un equipamiento que desde su apertura va ganando nuevos usuarios casi día a día. Pero nadie, al parecer, tan merecedor de un reconocimiento público como dos de los mayores que lo frecuentan y que siempre están prestos a colaborar cuando se les requiere. Esos son los méritos que acumulan Moisés López (90 años) e Isidro Zoreda (81), músicos de vocación y corazón que ayer agradecieron emocionados -y con música, claro- el homenaje que les rindió el centro social, que capitaneó Gonzalo Mieres y que llenó hasta la bandera el salón. «Son dos personas muy queridas. Moisés viene a diario por aquí, pero lo importante es que su entrega es total cuando les pedimos algo, y son un ejemplo para todos los demás usuarios», contaba ayer Clara Díaz, directora del centro. En lo mismo hizo hincapié la concejala Eva Mª Illán: «son un referente de lo que es el envejecimiento activo».