Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

ENRIQUE DAMIÁN BLASCO | Coronel director de la Banda Sinfónica de la Guardia Real

"En Oviedo tocaremos mucha música asturiana, civil y militar"

"La agrupación que dirijo es totalmente capaz de interpretar con muy alto nivel cualquier estilo musical"

El coronel director Enrique Damián Blasco.

El coronel director Enrique Damián Blasco.

Oviedo, Javier NEIRA

Enrique Damián Blasco es coronel director de la Banda Sinfónica de la Guardia Real que hoy ofrecerá, a las ocho de la tarde, un concierto en el Auditorio de Oviedo. La entrada es libre, retirando las localidades en taquilla. El coronel Blasco nació en 1959 en Corbera, provincia de Valencia. En 1976 finalizó, en el Conservatorio de Valencia, los estudios de flauta travesera con Jesús Campos para ingresar en 1977, por concurso-oposición, en el Cuerpo de Músicas Militares del Ejército de Tierra. Ha estado destinado en la unidad de música del Gobierno militar de Granada; en la unidad de música de la agrupación de tropas del Cuartel General del Ejército, y en la Unidad de Música de la Guardia Real. En el Real Conservatorio Superior de Música de Madrid finalizó los estudios superiores con Elisa Roche y Encarnación López de Arenosa, en pedagogía musical; Adrián Cobo, dirección de coros; Román Alís y Antón García Abril, composición e instrumentación y Enrique García Asensio, dirección de orquesta.

-¿Cuáles son los orígenes de la agrupación que dirige?

-La Banda del Real Cuerpo de Alabarderos nace, como agrupación musical organizada, el 19 de febrero de 1874. Su primer director fue el músico mayor Martín Elexpuru. Le siguieron nombres tan insignes como los maestros Juarranz, Pérez Casas, Emilio Vega, José López Calvo, Francisco Grau y Antonio Sendra que potenciaron su nivel técnico, artístico y cohesión, sentando las bases de la brillante etapa de calidad que hoy vive.

-¿Y ahora?

-En la actualidad, y dada la diversidad de las misiones, está centrada en las actividades de banda sinfónica que dirijo que es totalmente capaz de interpretar con un muy alto nivel cualquier estilo musical. En conjunto cuenta con un centenar de profesionales, elegidos entre los mejores suboficiales del cuerpo de músicas militares de los tres Ejércitos. Ahora, en Defensa, hay armas y cuerpos comunes que incluyen los servicios jurídicos, de intervención, sanidad o música como es nuestro caso. Nos destinan a cualquiera de los ejércitos. Es una forma de optimizar recursos. La banda pertenece a la unidad de música de la Guardia Real que está enmarcada en el cuerpo común de música.

-¿Dónde están físicamente?

-En Madrid, en el Palacio Real. En lo que hasta 2004 fue el museo de carruajes. Nos han cedido una parte de ese espacio. Es el aula de música Reina Sofía que da directamente a los jardines del Palacio Real.

-¿Qué efectivos?

-La Banda de Música Sinfónica, que incluye dos contrabajos y tres chelos, tiene setenta efectivos. Es de la escala de jefes de Estado como, por ejemplo, en Francia la de la Guardia Republicana. Y además tenemos la banda de cornetas, tambores y pífanos.

-¿Con qué funciones?

-La banda de cornetas es la que hace servicio, por ejemplo, en Zarzuela, donde rinde honores. Los pífanos hacen relevos en el Palacio Real con los alabarderos. Damos servicio de música. Hacemos lo que ordena la Guardia Real y, asimismo, damos apoyos externos participando en conciertos.

-Por ejemplo.

-Además de los servicios a la Casa Real, para Patrimonio Nacional ofrecemos el ciclo "Primavera Musical", que consiste en conciertos todos los sábados de mayo en la plaza de Oriente. Llevamos 26 años con ese ciclo, acuden unas 3.000 personas a cada concierto. Participamos asimismo en los Teatros del Canal en el festival de bandas. Damos conciertos en La Granja y en los festivales del Pardo. El año pasado, con motivo del bicentenario de Wagner, ofrecimos un concierto específico y lo recaudado se dio a Cáritas.

-¿Qué tocarán en el Auditorio de Oviedo?

-Un concierto pensado para Asturias. Tiene una parte de música civil y otra de música militar. En Oviedo tocaremos mucha música asturiana, civil y militar. Siempre nos centramos en la música de los sitios donde tocamos. Por eso interpretaremos el pasodoble "Oviedo"; "Asturias", de Albéniz; "Escenas asturianas", de Lauret y una pieza dedicada al cabo Noval, héroe asturiano. También el fandango asturiano del "Capricho español", de Rimski-Korsakov y una pieza del gaitero José Antonio Hevia. En la parte militar, el "Sitio de Zaragoza" o "Las corsarias". Terminaremos con el himno del Principado y el Himno Nacional.

Compartir el artículo

stats