Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pinchos de campeonato

Un aromático perrito de panceta, un ceviche de lubina sobre torto y una tapa de pote, entre los doce finalistas que aspiran a coronarse en la edición gijonesa

Pinchos de campeonato

Pinchos de campeonato

Pinchos muy elaborados, fáciles de comer, en sólo dos bocados, combinando sabor y estética. Las doce elaboraciones finalistas del VIII Campeonato de Pinchos se disputan las "Escaleronas" de oro, plata y bronce del certamen, cuyos ganadores se conocerán el próximo martes.

El jurado probó el pasado jueves las creaciones de los doce establecimientos finalistas y emitió sus votos, que se mantienen en secreto. Hoy y mañana el público podrá disfrutar de las dos últimas jornadas del concurso en los 121 establecimientos participantes. Además en la web de LA NUEVA ESPAÑA se puede elegir el "Mejor pincho popular", con más de 6.000 votos emitidos hasta la tarde de ayer.

Entre las propuestas que aspiran a la victoria en el VIII Campeonato de Pinchos se encuentra el "Perrito meloso" de El Cencerro, con un pan de "brioche" dulce, con panceta de gochu asturcelta realzada con hierbabuena. Atrevida es la creación del Cactus, llamada "Torto nikkei del Cantábrico", torto con ceviche de lubina, cítrico, picante, e inspiración peruana.

Con un guiño a la región, el "tapa-pote" de El Medio Lleno aporta un tipo de tostada mexicana crujiente al sabor local de las fabas, rellenas de compango, muy original y con sabor. Aporta un toque oriental "El disfrute de Go Sushi", del japonés Go Sushi, un uramaki con arroz y alga, relleno de mousse de foie, cubierto por una tira de magret de pato, cocinado con soplete para calentar la carne y darle el realce al pincho.

David Mena, del Gastrobar Dosmauno, le tiene cogida la medida al certamen. Hace un año se llevaba el triunfo, y en esta edición, con su "A modo de una quiche... te matcha, algas, zamburiña y boletus" ha vuelto a situarse entre los finalistas. Un trabajo fino con algas y zamburiñas, encima de una tartaleta, bien elaborado y con el regusto de la galleta.

En el Avant Garde se decantaron por un "Pollo al limón" en el que su encanto, un pincho con una buena técnica de elaboración y presentado en las ramas de una especie de bonsái. Una tempura de pollo, cuya cáscara y coraza es dulce. En la Taberna Café Gijón, Álex Sampedro, otro "recordman" de los pinchos, promociona su creación "de callos y bacalao", un bocadillo de pan al vapor con callos y bacalao, y una fusión de sabores que no deja indiferente a los parroquianos. También es protagonista el bacalao en el restaurante El Jamonar con un "Bokata bakalao" que lleva un pan al vapor casero, a modo de bollu preñáu, pero en este caso con el bacalao acompañado de pimiento caramelizado y junto a un puré de patata y albahaca.

En el Bellavista apuestan por sabores del Cantábrico con "Cimavilla en estado puro": una mousse de queso con paté de sardina y agua de tomate sobre un pan de cebolla. También por el mar llega la elaboración del "Torto marino" de El Veleru, con algas, calamares y una compleja elaboración.

La propuesta atrevida del Mar de Tapas, con "salmonéu", lleva al comensal a los sabores dulces con la inclusión del chocolate blanco. Y en el Carling Goal, con "El templo", proponen una copa con un velo de patata negra relleno de presa confitada y mango, con pan crujiente de chocolate al curry y jengibre.

Pinchos para todos los gustos de los que saldrá el nuevo campeón.

Compartir el artículo

stats