19 de octubre de 2016
19.10.2016

Los dibujos que emocionan a la familia

19.10.2016 | 01:56

Hugh Herr escalando, en el hospital, triste sin sus piernas, de nuevo sonriente con las que él mismo diseñó... Los escolares asturianos plasmaron en forma de dibujo toda la vida del "hombre biónico", que fue recibido como un auténtico héroe en Avilés. Pero los que más llegaron al corazón del homenajeado y de su padre fueron los que recogen su estancia hospitalaria, cuando a los 17 años perdió sus piernas y comenzó su historia de superación. Padre e hijo se quisieron fotografiar ante uno de esos dibujos. Volvieron los recuerdos de la adolescencia, del apoyo de sus padres... del inicio del reto de su vida.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Patrocinado por nombre

Loterí­a de Navidad 2019

Televisión


Tres monjas caminan hacia el Santuario de Fátima.
Padre Pedro

Padre Pedro

'Conozca primero su fe católica' lleva 13 años en antena por la gracia de dios

Ainhoa Arteta, Los Javis y José Mota, directos a 'Mask Singer: adivina quien canta'

Ainhoa Arteta, Los Javis y José Mota, directos a 'Mask Singer: adivina quien canta'

Tratarán de adivinar qué celebridades se esconden tras una máscara en actuaciones musicales

El actor de 'Narcos', Matías Varela, se incorpora al rodaje de 'Hierro'

El actor de 'Narcos', Matías Varela, se incorpora al rodaje de 'Hierro'

La serie, con una "audiencia similar a un Madrid-Barça" según su director, no tiene fecha de estreno

'Supervivientes': El accidente de Lara Álvarez

'Supervivientes': El accidente de Lara Álvarez

La presentadora ha tenido que calmar a los fans desde Honduras por unos heridas en su mano


Las series de marzo: del desembarco de Disney+ a la vida de La Veneno

Las series de marzo: del desembarco de Disney+ a la vida de La Veneno

'The Mandalorian' es una de las novedades más esperadas junto a la adaptación de 'La conjura'

¿Frivoliza 'Hunters' con el Holocausto?

¿Frivoliza 'Hunters' con el Holocausto?

La intención de la serie es la de presentar al nazismo como el mal sin paliativos