Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

J. M. OLAY | Músico, publica "Muzak"

"La mutación en la música fue brutal, y en muchos casos, letal"

"En el disco hay mezclas sugerentes que van del rock al folk, el country o el blues"

J. M. Olay.

J. M. Olay, clásico de la escena con grupos como "La Huella" y "Soviet Sister", publica su primer disco en solitario, aunque su actividad no ha cesado, ya que forma con el grupo de Fran Elías (ex "Modas Clandestinas"), que, a la vez, produce el disco de título "Muzak"; álbum que ya está en las plataformas digitales y de venta física en Asturias en El Último Mono. "Muzak" viaja por sonidos dispares que alcanzan tendencias como el rock y el pop, pero también se acerca a otros ambientes de raíz de otras músicas del mundo.

-¿Y qué es "Muzak"?

-Se refiere a música de ascensor, que es un término registrado; pero precisamente el disco no tiene nada que ver. No es este disco música de ascensor precisamente.

-Hay de todo, rock, ambientes blues, folk? ¿Cómo lo orientamos?

-No sabría definir. Ahora no escribo para una banda de rock. Las canciones iban pidiendo arreglos, como pueden ser los ramalazos folk. Son mezclas sugerentes de country, blues con algún guiño hindú. Pero no sé; en Google Play soy folk, y en otras listas soy blues.

-Con la perspectiva del paso del tiempo, ¿qué queda de "La Huella" y "Soviet Sister"?

-En los años que no estuve haciendo nada me di cuenta de que "La Huella" y "Soviet Sister" tenían una repercusión más fuerte de la que creía. La gente me habla de "Soviet Sister" y de "La Huella". Cuando "Soviet Sister" acabó no me planteé hacer nada; estuve más bien de aprendizaje. De repente, en 2007, empecé a hacer canciones. Luego hubo un parón cuando fui padre, y luego retomé el tema. Fran Elías, que es el productor del disco, fue el que me animó a acabar. Y al final me planteé hacerlo con estas canciones.

-¿Habrá directos de "Muzak"?

-De momento estoy haciendo promoción en Asturias; luego lo moveré, pero en principio se trata de hacer unos cuantos conciertos acústicos en primavera en Asturias. De entrada serían en acústico.

-¿Qué se encontró de nuevo tras tantos años en la escena?

-En pocos años la mutación de la música fue brutal, y en muchos casos, letal y fatal; con la industria no me llevo muy bien. Ni ellos se meten conmigo ni yo con ellos. Me autoedité el disco. Pero ahora hay un abismo más grande entre la edición y la música en directo. Hay bandas que tienen que rogar y ponerse de rodillas para poder tocar y dar conciertos.

-O sea, otra historia totalmente diferente.

-Cambió mucho. A mediados de los noventa podías tocar a diario en Oviedo, Avilés o Gijón. Los chavales ahora son héroes totales. Hay una diferencia abismal entre los que están arriba y los que están abajo del todo. Antes una banda sacaba un disco para ir de gira.

-¿Y la parte artística?

-Ahora está a años luz. Antes aprendíamos en el escenario echándole mucha cara, ahora los guajes tocan muy bien. Hay unos músicos muy buenos.

-¿Internet es definitivamente una ventaja?

-Sí y no. Es relativo; hay mucha gente en internet. Está todo el mundo en internet de tal modo que tienes que llamar mucho la atención para destacar. Hoy en día eres viral con una jilipollez. Pero por otra parte con internet tienes la posibilidad de que por ejemplo te escuchen en EE UU.

Compartir el artículo

stats