Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

HÉCTOR TUYA | Músico

"Estudié Filología Inglesa para entender las letras de Leonard Cohen y Bob Dylan"

"El disco incluye las canciones que se salvaron tras un atropello que sufrí en el año 2008, fue un punto de inflexión en mi vida"

Héctor Tuya.

Héctor Tuya. GADEA RAMOS

Héctor Tuya (Oviedo, 1975), aún joven pero clásico de la escena musical asturiana, está en preestreno del disco "La caja negra", un álbum que tiene mucho que ver con un accidente que sufrió en el año 2008. "Son las canciones salvadas", dice. Tuya, que ya comenzó en la música de

-¿Qué es "La caja negra"?

-Lo que se salvó del accidente, literal. Me atropelló un coche en 2008 y aquello fue un punto de inflexión en mi vida. Y sí, éstas son las canciones que se salvaron.

-Hay, parece, un toque francés en "La caja negra".

-Puede haberlo, afrancesamiento con un punto teatral. Canciones en las que se utilizan tijeras o máquinas de escribir. Pero en esta sesión en Oviedo vamos a hacer una versión simplificada. El estreno oficial será en el Costello de Madrid, el 16 de febrero. A partir de ahí habrá una gira.

-Hay una pieza, "Mi generación", con Alfredo González, ¿qué significado tiene?

-Está escrita para Samu, de "Tomás y los Demás". La primera vez que la grabé fue con Luigi Tudermis y otros. Se hizo cuando falleció, a los 27 años, por cierto. Fue una canción que grabamos y se incluyó en un disco de los "AMAS"; entonces era más "springstiniana". Sí, es el primero de nuestra generación que se fue. La canción siempre le gustó mucho a Alfredo y pasó un día por casa y la grabamos.

-"La caja negra" tiene muchas cosas, muchos géneros interconectados, ¿los puede detallar?

-Es un disco ecléctico, aunque es una palabra sobada. Hay estilos clásicos como el country o el blues porque, ante todo, me siento guitarrista, tiene un punto cabaret, a la francesa como decías, pero hay una de pop/rock clásico, los "Ilegales" están ahí, y el disco se cierra más "coheiano" (de Cohen).

-Muchos de su generación y otras colaterales son muy de Cohen, que, en teoría, les queda lejano.

-Sí, somos muy de Cohen. Nosotros teníamos cintas de Cohen en el coche por nuestros padres, y eso te deja con ese componente hipnótico. Uno de los motivos de que yo hiciese Filología Inglesa fue para entender a Leonard Cohen y a Dylan. Cohen llegó a mi vida con "I'm Your Man". Curiosamente, Dylan me llegó más tarde, por Jorge Otero, que de aquélla era mayor que yo; ahora es sólo un poco mayor. Me llegó a los 15 años cuando yo era guitarrista de blues consumado.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats