Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Regreso al futuro

El Hyperloop llega muy veloz

Tres proyectos, dos empresas y un gobierno compiten ya para hacer realidad el tren a 1.200 km/h

Recreación de un trazado de "Hyperloop".

Recreación de un trazado de "Hyperloop".

Esto va a doler, advierto. Al pasín que vamos y después de trece largos años de obras, cuando se abra la variante ferroviaria de Pajares (última promesa: finales de 2018) es más que probable que el AVE, el tren de alta velocidad, haya quedado relegado a la categoría de tren

El "Hyperloop" es una idea del multimillonario norteamericano Elon Musk -el mismo de los cohetes privados Space X o los coches eléctricos Tesla-, que ha puesto su tecnología a disposición de otros emprendedores y compañías aliadas para desarrollar este tren que puede llegar a circular a 1.200 km/h. Nuestro vertiginoso AVE a Madrid va a 250 km/h. En esencia, el invento funciona como esos tubos de succión que se utilizan en los supermercados para enviar la recaudación. Los vagones-cápsula del "Hyperloop" (máximo, 28 pasajeros) circulan en tubos cerrados a muy baja presión y así apenas hay rozamiento con el aire. En estos momentos hay tres proyectos en marcha. En Corea del Sur, el Instituto de Investigación de Ferrocarriles desarrolla una conexión entre Seúl y Busan (325 km en línea recta) para dejar en media hora un viaje que ahora se hace, en Alta Velocidad, en poco menos de tres horas. Calculen: en línea recta Oviedo-Madrid son 372 kilómetros; con Hyperloop ustedes comen en la calle Uría y toman el café en La Castellana. La empresa Hiyperloop Transportation Tecnologies (HTT) acaba de anunciar un proyecto similar para conectar Brno (República Checa) con Bratislava (Eslovaquia). Reducirían a 10 minutos un viaje que ahora dura 90 minutos. Coste estimado de construcción por kilómetro: 37 millones de euros. Coste por kilómetro de la Variante (ojo, incluye tunelón bajo la Cordillera): 70 millones. Finalmente, el tercer proyecto, en estudio por HTT, es la conexión entre Abu Dhabi y la ciudad de Al Ain. Cuesta 5.600 millones de euros para cubrir 142 kilómetros en diez minutos. Hyperloop One, la principal competidora de HTT, también está haciendo incursiones en Emiratos Árabes para hacer realidad una línea ultrarrápida similar. Y en España, la Fundación Universidad-Empresa cuenta con un equipo de especialistas cuyo proyecto ha sido preseleccionado en un concurso lanzado por esta compañía.

Tiempos acelerados. Y no sólo para el tren. En noviembre pasado, la empresa Boom Technology presentó un prototipo de avión supersónico ("Baby Boom") que promete un viaje Londres-Nueva York en tres horas, dos veces y media más rápido que las aerolíneas convencionales. El magnate Richard Branson, de Virgin Group, aseguró que está dispuesto a comprar los 10 primeros "Baby Boom", a 200 millones de dólares la pieza. En 2020 quiere ofrecer ya los primeros viajes: 5.000 dólares ida y vuelta. Mientras tanto, en esa fecha, quien sabe si algún tren habrá pasado ya bajo esa Cordillera Cantábrica que separa dos mundos, el lento y el rápido.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats