11 de febrero de 2017
11.02.2017

Un grandioso Mahler

La OSPA alcanzó una intensidad especial en un concierto en el que Barry Douglas rescató una "rareza" de Tchaikovsky

11.02.2017 | 00:13
Douglas, al piano, acompañado de la OSPA en el concierto de ayer por la tarde en Oviedo.

La propuesta del concierto de abono que ofreció la OSPA en el Auditorio de Oviedo, ayer tarde, titulada "El mundo de ayer I", incluía quizá una de las obras más famosas de la obra de Gustav Mahler, como lo es su Sinfonía nº 5, de la que el cine ha sabido dar buena cuenta. La interpretación que de esta composición hizo la Sinfónica del Principado sedujo al público. Fue un Mahler grandioso.

El programa incluía también con una de las obras más desconocidas de Tchaikovsky, su concierto-fantasía para piano y orquesta op. 56, que el canon interpretativo relegó entre las obras del compositor ruso, siempre detrás de sus conciertos. El pianista y también director de orquesta irlandés Barry Douglas, verdadero conocedor de la música de Tchaikovsky, eligió interpretar esta "rareza" en los dos conciertos que ofreció junto a la OSPA esta semana. Conocido por la intensidad lírica de sus interpretaciones y su técnica ejemplar, Douglas también se ha propuesto demostrar que los catálogos de los grandes maestros esconden obras maestras que es importante dar a conocer al público. Este concierto-fantasía de Tchaikovsky es muy exigente para el piano que es el protagonista absoluto de esta partitura, con extensas cadencias y pasajes en los que únicamente interviene el solista, que exploran las capacidades técnicas del instrumento y del instrumentista, sin descuidar por ello la belleza melódica, que poco o nada tiene que envidiar a otras obras del compositor. Como propina, Douglas interpretó la "Canción de otoño" de Tchaikovsky.

La segunda parte estuvo dedicada a la Sinfonía nº 5 en do sostenido mayor de Mahler. La OSPA y Rossen Milanov supieron captar el dramatismo que contiene esta obra desde el primer compás de la marcha fúnebre con el que comienza la sinfonía.

El trompa, José Luis Morato, que interpretó como solista el tercer movimiento de esta sinfonía, brilló especialmente. También la sección de madera exhibió un sonido muy compenetrado. A pesar del desgaste físico que requiere esta obra tan larga e intensa, la tensión de la OSPA no decayó en ningún momento. Rosen Milanov, en el tercer movimiento, se encargó en todo momento de darle agilidad a la interpretación y de resaltar los momentos más dinámicos de la partitura. La sinfonía se la dedicaron a José Pérez de Arteaga, crítico y musicólogo fallecido esta semana.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Patrocinado por nombre

Loterí­a de Navidad 2019

Televisión


Macaulay Culkin.
Macaulay Culkin ficha por 'American Horror Story'

Macaulay Culkin ficha por 'American Horror Story'

Aún sin fecha de estreno confirmada, se espera que la décima temporada comience el próximo otoño

Multa y alejamiento para el joven que acosó a una periodista en Lanzarote

Multa y alejamiento para el joven que acosó a una periodista en Lanzarote

El agresor ha sido condenado por un delito de abusos sexuales y otro de lesiones leves a la...

Imágenes empastadas

Imágenes empastadas

Las maravillas de 'Repor' sufren el castigo de salir a través del Canal 24 Horas

Vuelven las caídas y el humor a Antena 3 con la nueva edición de 'Me resbala'

Vuelven las caídas y el humor a Antena 3 con la nueva edición de 'Me resbala'

Junto a Arturo Valls, que repite como conductor del espacio, regresan Carlos Latre o Silvia Abril


Netflix incluirá listas de lo más visto en cada país

Netflix incluirá listas de lo más visto en cada país

La plataforma añadirá un 'top 10' de libros, música, películas o televisión que se actualizará...

El Papa Beodo

El Papa Beodo

Lo alucinante de 'El Palmar de Troya' es que haya quien se creyó un montón de trolas