24 de febrero de 2017
24.02.2017

María Pagés acaba con los mitos

La bailaora conquista al Campoamor con "Yo, Carmen", poderosa revisión de la figura romántica, tornada en reivindicación de la mujer real

24.02.2017 | 02:04
María Pagés acaba con los mitos

Una tormenta de aplausos barrió anoche el Teatro Campoamor, en respuesta a la desgarrada actuación de María Pagés y su compañía. Su revisión del mito romántico de Carmen, primera jornada del festival de danza de Oviedo, patrocinado por LA NUEVA ESPAÑA, conquistó al público que abarrotaba el recinto capitalino con su brillante reivindicación de la mujer. Pero no de esa mujer idealizada, objeto del deseo de los hombres: "Yo, Carmen", el espectáculo ideado y parido por Pagés es, ante todo, la reivindicación de la mujer auténtica, real.

Quizás el número que mejor representa la esencia del espectáculo es "Alegrías de las amas de casa", un prodigio de coreografía y ejecución, con Pagés y sus bailaoras erigiendo sobre el escenario vacío una casa, un hogar en realidad, con sus paredes, sus ventanas y sus dolorosas ausencias.

Antes de eso, en "Enseñanza", el ascendiente de Pagés sobre sus pupilas había quedado de manifiesto en una danza metaficcional en la que la maestra, bastón en mano, aleccionaba a esas seis fascinantes bailaoras, de cuerpo proteico y pie fuerte, al igual que lo habrá hecho durante cientos de horas tras los tablaos. El número hablaba de la formación de Carmen, pero también de la formación de María, de Eva, de Virginia... de todas ellas.

En torno a Pagés, estrella gigante, orbitaban esas seis jóvenes bailaoras, formando un increíble sistema solar, vital y armónico, que llenaba de luz un escenario en penumbra. De haber habido algún científico de la NASA en el Campoamor, habría renunciado a la astronomía para abrazar la flamencología. Que no es una ciencia exacta, pero tanto da.

El dolor desgarrador del amor, el peso de los años, la prisión de la belleza... El drama de Carmen, en carne viva, se hacía danza ante el abrumado público ovetense, ansioso por aplaudir a cada mínima ocasión, como si quisiera participar de aquel elogio de la percusión que se desplegaba sobre el escenario. De haber podido, habrían aporreado los suelos y las butacas del Campoamor, persiguiendo esa misma armonía.

Pero no todo fue drama. El humor también fue un instrumento en manos de María Pagés, que desterró los corsés, proscribió las cremas anticelulíticas y renunció a la dieta para deleite de un respetable rendido. Porque esa es su Carmen: ni mito ni icono, ni puta ni diosa, ni mujer ni amante, ni hija ni madre. Simplemente, una mujer. Simplemente, una obra de arte.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Televisión


Daenerys, en una fotograma del capítulo final.
'Juego de Tronos': Los fans resucitan a Daenerys

'Juego de Tronos': Los fans resucitan a Daenerys

Los seguidores enloquecen con una teoría que podría cambiar el destino final de Khalessi

Antonio David Flores, de la infidelidad a Olga a la dura batalla con Rocío Carrasco

Antonio David Flores, de la infidelidad a Olga a la dura batalla con Rocío Carrasco

El televisivo volvió al plató de Sábado Deluxe para someterse una vez más a a la prueba del...

Un diputado de Vox en Murcia llama "conejos" a los hijos de madres solteras

Un diputado de Vox en Murcia llama "conejos" a los hijos de madres solteras

Francisco Carrera participaba en un debate de un canal regional sobre el descenso de la natalidad

Los momentazos más comentados de 'GH VIP 7'

Los momentazos más comentados de 'GH VIP 7'

La final del reality de convivencia está al caer, tras meses de encierro en Guadalix de la Sierra


'Stranger Things': Los secretos de la nueva temporada

'Stranger Things': Los secretos de la nueva temporada

Descubre el devenir de los personajes en la cuarta entrega de la serie, que se estrenará en 2020

Estela Grande aclara cuál es su situación sentimental

Estela Grande aclara cuál es su situación sentimental

La mujer de Diego Matamoros dejo claro cuál es el momento que vive con respeto a Kiko Jiménez