06 de mayo de 2017
06.05.2017
La Nueva España
Z. La ciudad perdida

La última aventura

James Gray consolida su condición de gran cineasta con una obra depurada, fascinante y obsesiva

06.05.2017 | 00:24
La última aventura
Charlie Hunnam en una escena de la película.

Habría que remontarse tal vez a Master & Commander (catorce años ya) para encontrar en el cine de este siglo un ejemplo tan cristalino, honesto y vigoroso de cine de aventuras. Aventuras analógicas con un punto negro de locura. La obsesión en la obra maestra de Peter Weir de vencer a un enemigo neblinoso, la obsesión aquí de encontrar un lugar que quizá solo exista en la imaginación. La obsesión de explorar fuera en busca de respuestas a las preguntas del propio paisaje interior. Que sea James Gray el encargado de llevar a buen puerto esa malaventura hedonista y salvaje es bastante coherente si se tiene en cuenta que todas sus obras anteriores, magníficas todas ellas a excepción de la muy interesante pero irregular El sueño de Ellis, son también una invitación a indagar en los parajes más ocultos de la condición humana pero navegando por las aguas turbulentas del crimen o la pasión mientras el mundo real se descose alrededor. Z podría entenderse también como una metáfora de lo que significa hacer cine hoy en día (un sueño, una ilusión, compromisos con el arte y peajes comerciales que envenenan el noble arte de contar historias) y, en ese sentido, no es casual que la película se haga más intensa, sombría y arrebatadora en su tramo final, cuando Gray engarza sus torbellinos visuales con los de otros directores menos cuerdos como Coppola o Herzog. Cine radicalmente clásico por ser batalladoramente respetuoso con el espectador (aquí se sigue el ritmo que necesita la historia, no el que impone la impaciencia de las butacas), interpretado sin fisuras (sorprenden Pattinson y Hunnam, lo admito), con un aprovechamiento máximo de los escasos recursos para tan ambicioso proyecto (infernal rodaje, cuentan) y una fotografía de Darius Khondji a la que le queda pequeño cualquier elogio.

Es una película hermosa sin adornos, trágica y luminosa a la vez, triste y al mismo tiempo entusiasta, libre de imposturas al servicio de la modernez trasnochada y que convierte a sus personajes en seres humanos de carne y sueño dominados por impulsos, pasiones y atrevimientos sin control. Y es, además, una emocionante travesía por los caminos de la amistad, del amor, de la paternidad.

No sé si ha quedado claro lo mucho que me gusta esta película. Empezaré de nuevo: habría que remontarse tal vez a...

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Televisión


Iker Jiménez en una imagen de archivo.
'Cuarto Milenio' deja de grabar nuevos programas durante la crisis del coronavirus

'Cuarto Milenio' deja de grabar nuevos programas durante la crisis del coronavirus

Los seguidores de la 'Nave del Misterio' tendrán que conformarse con ver programas antiguos

Javier Cámara: "'Vamos Juan' es una bajada a los infiernos"

Javier Cámara: "'Vamos Juan' es una bajada a los infiernos"

La serie, que llega a TNT el domingo, presenta una temporada más oscura marcada por el rencor

'Todos quieren a Daisy Jones', la próxima serie de Reese Witherspoon

'Todos quieren a Daisy Jones', la próxima serie de Reese Witherspoon

La serie la emitirá Amazon y aún no tiene fecha de estreno pero ya está dando mucho que hablar

En pantalla grande

En pantalla grande

Del mismo modo que estamos deseando pisar la calle y las terrazas no nos costará regresar al cine


Kiko Matamoros le rapa el pelo a Jorge Javier Vázquez

Kiko Matamoros le rapa el pelo a Jorge Javier Vázquez

El estado de alarma ha hecho que desaparezcan maquilladores y peluqueros

Regresan a España dos concursantes de 'Supervivientes'

Regresan a España dos concursantes de 'Supervivientes'

Exteriores coordinan el vuelo con Air Europa y negocian su salida con las autoridades hondureñas