10 de mayo de 2017
10.05.2017

"Les Luthiers", premio "Princesa de Asturias" de Comunicación y Humanidades

El grupo argentino cumplirá en septiembre 50 años sobre los escenarios

10.05.2017 | 10:42
"Les Luthiers", premio "Princesa de Asturias" de Comunicación y Humanidades

El grupo argentino "Les Luthiers" ha sido galardonado con el premio "Princesa de Asturias" de Comunicación y Humanidades. El acta del jurado subraya que "Les Luthiers" son "un espejo crítico y un referente de libertad en la sociedad contemporánea".

Después de medios siglo haciendo reír sobre los escenarios, la originalidad de sus obras y el humor tan característico que les ha hecho famosos en todo el mundo sigue presente en nuestros días con chistes que sobreviven al paso del tiempo.

El grupo argentinó vistó Oviedo con su espectáculo "¡Chist!" en 2015. El grupo bromeó entonces con su candidatura a los premios "Princesa": "Mientras no nos lo den tenemos titulares". Durante aquella visita regalaron a LA NUEVA ESPAÑA uno de esos argumentos suyos tan contundentes como reales: "No tenemos previsto ser más jóvenes dentro de unos años".

Les Luthiers

A comienzos de los años sesenta se desarrollaba en Argentina y especialmente en Buenos Aires una intensa actividad coral universitaria.

Prácticamente en cada facultad del país existía un grupo coral integrado por jóvenes universitarios de diferentes disciplinas atraídos por la posibilidad de ensanchar sus horizontes musicales en franca camaradería.

Como prolongación de estos intereses era frecuente la realización de festivales intercorales en los cuales -y además de la obligada audición mutua- se presentaban paralelamente actos de humor doméstico protagonizados por grupos formados en cada coro.

En septiembre de 1965, durante el Festival de Coros Universitarios realizado en la ciudad de Tucumán, integrantes de uno de los coros de la Universidad de Buenos Aires presentaron para los demás participantes un espectáculo de música y humor.

Se trataba de divertir a la audiencia con la parodia de un muy formal concierto ofrecido por solistas, pequeño coro y conjunto orquestal integrado por instrumentos no convencionales que los mismos intérpretes habían construidos con materiales caseros.

La obra central de aquel programa era la Cantata Laxatón y había sido compuesta por uno de los integrantes del grupo, el arquitecto Gerardo Masana, quien también fue el inventor de la mayoría de los instrumentos utilizados en aquella oportunidad.

La música parodiaba una cantata barroca, pero con su texto tomado del prospecto de un conocido laxante.

La originalidad de la propuesta, la universalidad del humor y el rigor evidenciado en la preparación del breve show -que superaba en mucho el nivel de estudiantina usual de aquellos actos- fueron tal vez la causa de un eco inesperado: poco después una revista porteña narró el suceso postergando en su comentario casi toda mención al festival coral que supuestamente había sido el evento principal de aquellas jornadas.

Al poco tiempo, y ante la sorpresa de los inexpertos jóvenes, el grupo fue contratado para repetir el inaudito espectáculo en una sala de la capital argentina. Se trataba de un pequeño teatro con tendencia a la programación de vanguardia en donde el conjunto se presentó -ahora con el nombre de I Musicisti- para ofrecer unas pocas representaciones. Ante la sorpresa de todos, el éxito fue grande y las actuaciones debieron prolongarse por espacio de tres meses.

Este triunfo resultó decisivo para que, poco después, el grupo fuera aceptado en la programación del Instituto Di Tella, por ese entonces templo de las vanguardias artísticas de Buenos Aires y centro de estudios teatrales, musicales y plásticos, reconocido mundialmente.

El espectáculo presentado I.M.Y.L.O.H. (I Musicisti y Las operas Históricas), constituyó el más grande éxito de público que conociera la sala del Di Tella.

A partir de 1967 el conjunto adoptó su denominación actual -Les Luthiers- coincidiendo con un largo período de perfeccionamiento de su estilo e identidad artística. La involuntaria entrada de Les Luthiers en el profesionalismo y el inesperado crecimiento de público y estima, enfrentaron al Conjunto con nuevos tipos de audiencias, demandas y tentaciones. Tal vez haya sido la suerte de gozar de la frescura de quienes siempre trataron de hacer reír para en realidad divertirse a sí mismos, lo que los preservó del camino directo, del producto improvisado, de la risa fácil, del humor chabacano.

Cuando Les Luthiers comenzó a efectuar giras internacionales -debieron pasar nueve años de búsqueda y crecimiento- la crítica y los públicos del mundo fueron corroborando las sospechas de estos argentinos que constituyen hoy un auténtico motivo de orgullo nacional: se puede reír con la música y no de la música, se puede hacer reír con inteligencia, con elegancia, con sutileza, sin por ello ser necesariamente artistas para unos pocos.

La trayectoria recorrida por el grupo a partir de esta propuesta sigue sorprendiendo, aún a sus mismos integrantes quienes nunca trabajaron en pos del éxito e incluso ni siquiera creyeron posible la alegría de que su música-humor pudiera ser tan alborozadamente recibida por públicos tan diversos.

Cuando alguna vez se escriban los anales del music hall hispano americano será tal vez el momento de señalar cuántas leyes supuestamente incontrovertibles del show business han debido ser modificadas luego de la irrupción de Les Luthiers en los medios teatrales de lengua castellana.

En su larga y fecunda vida el grupo ha presentado más de treinta espectáculos en las salas de mayor renombre de España y Latinoamérica.

Les Luthiers ha actuado en Argentina, Brasil, Colombia, Costa Rica, Cuba, Chile, Ecuador, España, Estados Unidos, Israel, México, Perú, Paraguay, Uruguay y Venezuela.

Los integrantes de Les Luthiers son autores del texto y de la música de sus espectáculos, correspondiéndoles también la dirección y puesta en escena de los mismos.

"Les Luthiers" cumplirá el próximo 4 de septiembre 50 años sobre los escenarios, un tiempo en el que aseguran que "nunca" han hecho concesiones para lograr un mayor público y se han mantenido fieles a su formato de "humor blanco e inteligente". Carlos López y Carlos Núñez repasaron su trayectoria, acompañados por Martín O'Connor, quien pasó a formar parte del grupo tras el fallecimiento de Daniel Rabinovich.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Televisión


Un programa reciente de Zapeando, presentado por Dani Mateo.
Un año en blanco

Un año en blanco

Cuando todo acabe nadie va a pulsar el botón de reinicio para que la vida prosiga como si nada

'Cuarto Milenio' deja de grabar nuevos programas durante la crisis del coronavirus

'Cuarto Milenio' deja de grabar nuevos programas durante la crisis del coronavirus

Los seguidores de la 'Nave del Misterio' tendrán que conformarse con ver programas antiguos

Javier Cámara: "'Vamos Juan' es una bajada a los infiernos"

Javier Cámara: "'Vamos Juan' es una bajada a los infiernos"

La serie, que llega a TNT el domingo, presenta una temporada más oscura marcada por el rencor

'Todos quieren a Daisy Jones', la próxima serie de Reese Witherspoon

'Todos quieren a Daisy Jones', la próxima serie de Reese Witherspoon

La serie la emitirá Amazon y aún no tiene fecha de estreno pero ya está dando mucho que hablar


En pantalla grande

En pantalla grande

Del mismo modo que estamos deseando pisar la calle y las terrazas no nos costará regresar al cine

Kiko Matamoros le rapa el pelo a Jorge Javier Vázquez

Kiko Matamoros le rapa el pelo a Jorge Javier Vázquez

El estado de alarma ha hecho que desaparezcan maquilladores y peluqueros