Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Barry C. Barish | Físico, creador de la colaboración científica LIGO

"He dedicado 20 años a este problema, es emocionante haber tenido éxito"

"Tras detectar la colisión de dos agujeros negros, esperamos observar la de dos estrellas de neutrinos: es nuestra mejor conjetura"

Barry C. Barish.

Barry C. Barish (Nebraska, EE_UU, 1936) dirigió el laboratorio LIGO entre 1997 y 2006. Bajo su gestión se creó la Colaboración Científica LIGO, de cuyo comité ejecutivo forma parte.

-¿Qué supone este premio para usted?

-El reconocimiento de los avances en la comprensión de los fundamentos básicos del mundo físico es muy importante. Personalmente, para mí es a la vez humilde y emocionante. He dedicado más de 20 años a este problema y haber tenido éxito en nuestro objetivo, y haber sido reconocidos, es realmente maravilloso.

-¿Puede explicar las ondas gravitacionales para el público en general?

-La forma más fácil de explicar las ondas gravitacionales es por analogía con las ondas electromagnéticas. Todos conocemos la electricidad y el magnetismo. Pero estas ondas tienen la característica de que viajan en el espacio-tiempo, al igual que las ondulaciones cuando se tira una piedra en un estanque. Esas distorsiones es lo que hemos detectado y sabemos que nuestra “piedra” es la colisión de dos agujeros negros.

-¿Cuáles son las implicaciones del descubrimiento para la astrofísica?

-El descubrimiento mismo establece la existencia de agujeros negros masivos (cerca de 60 veces la masa de nuestro sol). ¡No se esperaba! También encontramos que vienen en parejas, dando vueltas uno alrededor del otro. Y, finalmente, hemos visto que pierden energía hacia las ondas gravitacionales y, consecuentemente, forman una espiral y chocan. Ahora queremos averiguar cómo se originaron estos agujeros negros, cuántos hay y cuáles son sus propiedades. Esto es todo nueva “astrofísica”.

-¿Qué otro tipo de eventos se pueden descubrir?

-El siguiente tipo de eventos en nuestra lista es detectar la colisión de dos estrellas de neutrones. Esperamos observar tales colisiones en los próximos años, pero las predicciones de su abundancia son inciertas. A diferencia de los agujeros negros, son concentraciones de materia nuclear en una región muy pequeña del espacio. No podemos estar seguros de que serán estos fenómenos, pero es nuestra mejor conjetura.

-La construcción de LIGO implicó grandes desarrollos tecnológicos, ¿cuáles son las posibles aplicaciones de esta tecnología en la vida real?

-Gran parte del desarrollo técnico facilitará las tecnologías existentes. Hemos desarrollado láseres y ópticas más precisos, maneras mucho mejores de aislar vibraciones sísmicas, útiles para hacer mesas estables para la microelectrónica, etc. En cuanto a los avances tecnológicos más fundamentales, tenemos interferometría de precisión muy avanzada, que tiene la capacidad de hacer mediciones precisas donde quiera que se necesiten.

-¿Olvidaremos los telescopios o seguirán siendo complementarios?

-Creemos que hay un gran potencial es estudiar los mismos fenómenos, por ejemplo el colapso de una estrella o una supernova, simultáneamente con telescopios, detectores de ondas gravitatorias y detectores de neutrinos. La combinación nos dará una comprensión mucho más completa de lo que sucede cuando una estrella muere o se derrumba.

-Estos descubrimientos confirmaron la Teoría de la Relatividad de Einstein, ¿cuáles son las implicaciones futuras en la física teórica?

-Las observaciones confirman las predicciones de la existencia de ondas gravitacionales en la Relatividad General. Ahora, podemos probar la teoría más profundamente. La detección de ondas gravitatorias de colisiones de agujeros negros prueba la teoría donde los efectos gravitatorios son los más grandes (lo que llamamos límite de campo fuerte). Aquí es donde esperamos ver si, en detalle, la formulación de Einstein es correcta o una alternativa.

Compartir el artículo

stats