07 de diciembre de 2017
07.12.2017
Tradiciones

El demonio Krampus, antagonista de San Nicolás en la Navidad austríaca

El monstruo se echa a las calles para recordar con azotes a los más pequeños de la casa que comportarse mal tiene consecuencias

11.12.2017 | 03:47
El demonio Krampus, antagonista de San Nicolás en la Navidad austríaca

La Navidad y el Adviento están asociados a villancicos, color y alegría. Pero no siempre es así. En Austria las luces de estas fiestas proyectan la sombra de un nombre que despierta más de un escalofrío: Krampus.
Cada 6 de diciembre, los niños austríacos celebran la llegada de Nikolaus (San Nicolás), una figura similar a la de Papá Noel, que trae regalos a aquellos que se han portado bien.
Si han sido buenos llena las botas de los más pequeños de la casa de dulces, mandarinas, galletas y un San Nicolás de chocolate. Pero claro, no todos se han portado bien.
La víspera del día de San Nicolás es el momento del Krampus. La noche anterior a los regalos este monstruo, mitad cabra mitad demonio, se echa a las calles para recordar con azotes a los más pequeños de la casa que comportarse mal tiene consecuencias.
La tradición describe al Krampus como una enorme bestia con el cuerpo cubierto con un denso pelaje, un par de cuernos, ojos saltones y una terrorífica boca con dientes afilados, llena de sangre de la que sale una larga lengua.
La leyenda cuenta que Krampus ataba a los niños con cadenas, los apaleaba y los arrastraba al infierno.
El relato ha ido dulcificándose con el paso del tiempo y el monstruo se ha convertido en uno de los protagonistas de la Navidad en muchas zonas de Europa Central.
El demonio tiene su propio espectáculo, los "Krampusläufe" (cabalgatas de Krampus), que comienzan a celebrarse en toda Austria a finales de noviembre, un terrorífico espectáculo salido de las más oscuras pesadillas.
Antes siquiera de que aparezca el grupo de monstruos, una densa humareda y el ruido de cadenas, cencerros y cacerolas anuncian el inicio del espectáculo.
Desde la niebla emergen los cuernos y diabólicas máscaras de los Krampus, que, con el inestable andar de su pezuñas de cabra, salen a la caza de los traviesos entre gritos y danzas salvajes.
Armados con ramas de abedul, estos monstruos azotan a aquellos que se han comportado mal, mientras saludan, inofensivos, a otros niños que presencian sus escalofriantes procesiones.
Aunque pueda parecer extraño, algunos niños no solo no tienen miedo al demonio, sino que acuden a estos espectáculos con caretas del Krampus y pequeñas ramas de abedul.
La española Beatriz Ortiz eligió Viena como destino para su Erasmus. Una de las cosas que más llamó su atención es que en unas fiestas tan familiares los austríacos tengan un "demonio de la Navidad".
"Me resulta muy raro, para mi la Navidad siempre es alegre y esto es una forma de mirar las fiestas totalmente diferente", explica la estudiante.
Comenta que a pesar de que en un principio le parecía "extraño unir villancicos y terror", tras asistir a una de las cabalgatas calificaría la tradición de "inquietante, pero a la vez muy navideña".
Por su parte, Weimer Montoya, que llegó desde Colombia para una visita a Viena, señala que lo más curioso para él era "que hubiese tanto niño" y se declara "fan del Krampus".
Durante largos períodos de tiempo la tradición del Krampus estuvo prohibida en Austria.
Primero por la Iglesia Católica por su origen pagano y después durante el Tercer Reich, ya que el nazismo consideraba que era una festividad promovida por los socialdemócratas.
Krampus, según algunos estudiosos, proviene de la mitología germánica, para otros es una figura pagana alpina, y su nombre puede proceder de uno de los nombres del alemán medieval para garra.
En cualquier caso, es una figura salvaje que existe también en otras mitologías, como los faunos o los sátiros de la griega.
Esta tradición ha ido recuperando la popularidad y se ha extendido a otros puntos del globo.
Krampus fue uno de los protagonistas de la Navidad de 2015, cuando Hollywood tomó la tradición centroeuropea para convertirla en fenómeno mundial.
La película "Krampus: Maldita Navidad" se coló en los cines y dio a conocer al monstruo con dosis de terror y humor mientras hacía una feroz crítica al consumismo navideño. EFE

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Televisión


Javier Ruiz, presentador de 'Las Mañanas de Cuatro'
El efecto mariposa de la cancelación de ´Las mañanas de Cuatro´

El efecto mariposa de la cancelación de ´Las mañanas de Cuatro´

Su sustitución por 'HMYV' no es nada extraño dentro de los parámetros en los que se mueve Vasile

´Bailando con las estrellas´: Pablo Ibáñez, quinto expulsado

´Bailando con las estrellas´: Pablo Ibáñez, quinto expulsado

David Bustamante y Yana Olina deslumbran al ritmo de la banda sonora de 'Dirty Dancing'

Lara Álvarez comparte su reencuentro más especial tras ´Supervivientes´

Lara Álvarez comparte su reencuentro más especial tras ´Supervivientes´

La presentadora vuelve a su tierra natal, Gijón, tras permanecer tres meses en Honduras

Jordi Cruz estalla contra un concursante de ´Masterchef´

Jordi Cruz estalla contra un concursante de ´Masterchef´

"Si consideras que mis consejos son una chorrada, no sé qué haces aquí", le recriminó a Toni


Sánchez reclama al Congreso la renovación de RTVE

Sánchez reclama al Congreso la renovación de RTVE

"Si no lo hace, el Gobierno no va a mirar a otro lado", advierte en su primera entrevista en...

El ´zasca´ de Podemos a Mediaset por sustituir ´Las mañanas de Cuatro´ por ´MYHYV´

El ´zasca´ de Podemos a Mediaset por sustituir ´Las mañanas de Cuatro´ por ´MYHYV´

El partido muestra su descontento con la cancelación de la tertulia política presentada por Javier...

Enlaces recomendados: Premios Cine