DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

En canal

Pa' fuera lo malo, no, no, no, no

Resulta aleccionador ver cómo "OT" enseña a triunfar sometiendo la voluntad, doblando la cerviz, acatando órdenes. El signo de los tiempos: todo por un sueño.

Donde hay patrón, no manda marinero. Para optar a participar en "Eurovisión", el patrón adjudica a Aitana y Ana Guerra un reguetón que las deja frías. No se oponen, no se niegan, no dan un portazo y marchan. Eso sería demasiado punk para unos señores que dicen que Salvador Sobral, ese ser maravilloso que ganó el festival el año pasado, era punk porque, aunque canta afinado como enseña Caetano Veloso, concursó con una canción de verdad que no había sido confeccionada en serie en un taller de ensamblaje de horteradas prefabricadas. Simplemente ocurrió que las triunfitas no mostraron ese entusiasmo automático que la maquinaria de un 'talent show' exige a sus concursantes por haberles sacado del arroyo y llevado a la fama instantánea de la tele a cambio nada. Bueno, nada si no se cuentan las ganancias que produce el gran negocio que se monta a su costa y que nunca explican a quién beneficia.

Afortunadamente, "OT" recondujo a las chicas a la sensatez inmediatamente. Los mismos que dicen a los concursantes esas cosas tan bonitas y falsas como que en el festival "puedes hacer lo que tú quieras", que "el artista prevalece siempre", que hay que tener "el valor de ser tú mismo, de encontrar tu camino", llamaron al orden a las dos rebeldes para que dejaran las tonterías y se apuntaran a la versión artística de toma el dinero y corre; versión que no es tan rentable como la modalidad política que nos enseñan los informativos cuando visitan los juzgados, pero que tampoco está nada mal.

Así que ahí las tenemos a las dos ensayando ese tema malo, pasando por el aro malo, tragando el sapo malo. "He dicho muchas veces que empecéis a tomar las riendas de vuestra carrera artística desde ya", eso es lo que les dicen. "He aquí la esclava del Señor, hágase en mí según tu palabra", eso es lo que les enseñan. "Pa' fuera lo malo", cantan. "Pa' mala yo", mienten.

www.antoniorico.es

Compartir el artículo

stats