Fran González ha celebrado la victoria en Pasapalabra a la asturiana, escanciando un culín de sidra. El ovetense cogió una botella y un vaso y echó un culete para los presentes. El ovetense se embolsa 1.542.000 euros tras 168 programas.

Cuando se acercaba el final del rosco ya se apreciaba en el rostro de Fran la alegría. Creía tener controladas las respuestas que le faltaban. Y así fue. Completó el rosco y comenzó a saltar de alegría. Se abrazó al presentador Christian Gálvez y hasta lloró de la emoción. Su mensaje de "despedida": "En la vida, con perseverancia se consigue todo".

La que no se podía creer lo sucedido fue su madre, que al llamarla por teléfono para comunicarle lo sucedido respondió con un "será broma". Pero no, su hijo había terminado el rosco y ella sólo pudo decir que es lo merecía porque "es un cielo de niño".

Francisco González, vecino de Colloto en Oviedo y licenciado en Biología, llegó al programa después de que le animaran sus familiares y amigos. Todos querían que se presentara. Sabían que tenía posibilidades porque Fran (tal y como él mismo reconoció en una entrevista en este periódico de la que tienes el vídeo a continuación de este párrafo), llevaba años viendo Pasapalabra. Se lo había visto incluso "cuando lo emitía otra cadena" (no hay que olvidar que este formato empezó en Antena 3. Lo cierto es que González se había estudiado todos los programas. "Cuando no podía me los grababa", confiesa. Y buscaba en el diccionario. Su nivel de control llegó a ser tal que acabó presentándose. Pero no se ganó al público por su sabiduría. O al menos no sólo por eso.

Pasapalabra: Así es Fran González, el crack de Pasapalabra se lleva hoy el bote de millón y medio de euros