Las biólogas Joanne Chory y Sandra Myrna han sido galardonadas hoy con el premio "Princesa de Asturias" de Investigación Científica y Técnica 2018. "El trabajo que desarrollan las biólogas, por separado, las ha situado a la vanguardia de las nuevas líneas de investigación con futuras implicaciones destacadas en la lucha contra el cambio climático y sus efectos y en la defensa de la biodiversidad", explica el jurado en su fallo.

Esta candidatura ha sido propuesta por Juan Carlos del Olmo, miembro del jurado del premio "Princesa de Asturias" de Cooperación internacional. El jurado está compuesto por: Jesús A. del Álamo; Juan Luis Arsuaga Ferreras; Alicia Asín Pérez; César Cernuda Rego; Juan Ignacio Cirac Sasturáin; Miguel Delibes de Castro; Pedro Miguel Echenique Landiríbar; Elena García Armada; Clara Grima Ruiz; Amador Menéndez Velázquez; Sir Salvador Moncada; Ginés Morata Pérez; Enrique Moreno González; Adriana Ocampo Uría; Peregrina Quintela Estévez, Inés Rodríguez Hidalgo, Manuel Toharia Cortés, María Vallet Regí y Santiago García Granda (secretario).

Ginés Morata, biólogo: "El trabajo que desarrollan las biólogas, por separado, las ha situado a la vanguardia de las nuevas líneas de investigación"

El pasado año fue galardonado el genetista Svante Pääbo y el año anterior, la candidatura ganadora fue la integrada por la Colaboración Científica LIGO y tres de los físicos que la impulsaron, Rainer Weiss, Kip S. Thorne y Barry C. Barish, por sus aportaciones en la detección directa de ondas gravitacionales, en las que se basa la nueva astronomía.

Los Premios Princesa de Asturias están dotados con la reproducción de una escultura diseñada por Joan Miró, 50.000 euros, un diploma y una insignia acreditativa.