03 de noviembre de 2019
03.11.2019
LXXII Temporada de ópera

"Un ballo in maschera", en busca del Verdi más genuino

El director de escena italiano Fabio Ceresa recupera la ambientación original en 1700 para el nuevo título que se estrenará en el Campoamor el próximo día 14

02.11.2019 | 23:39

El director de escena italiano Fabio Ceresa repite por segunda temporada consecutiva en la temporada de ópera de Oviedo, tras su trabajo en "La clemenza di Tito" mozartiana, programada el pasado año. "Un ballo in maschera", que se estrenará el próximo 14 de noviembre en el Campoamor, es el título que promueve ahora su regreso, una producción del 2018 para la Ópera Estatal húngara.

Ceresa opta por seguir en Oviedo la intención inicial de Verdi a la hora de contextualizar este título en torno al asesinato del rey Gustavo III de Suecia. "La Revolución francesa aún estaba muy vigente cuando Verdi estaba trabajando sobre este título y existía cierto peligro en el ambiente de la época de que otros regicidios se pudieran producir, pero a nivel musical no hay ningún cambio, solo los nombres de algunos personajes", explica.

Ceresa, ganador en 2016 del premio "International Opera Award" en la categoría de mejor director de escena joven, ha sido asimismo asistente de dirección escénica en el Teatro alla Scala de Milán. La estética de sus trabajos operísticos se inspira en la tradición escénica, como ocurre en este "Ballo in maschera", llena de decorados y trajes de época que recuerdan a las monumentales producciones de mediados del siglo pasado, a las que reviste con un aura de ensoñación y un aspecto más moderno y cercano al espectador actual. Respeta el italiano las intenciones de los compositores y la contextualización temporal que las rodea.

"Hemos decidido recuperar la ambientación del 1700 porque era la que Verdi tenía en mente cuando compuso este título". Añade que hay personajes como el de Oscar, el paje de Gustavo, que se crearon para un periodo temporal determinado. "Sería extraño imaginarlo en un ambiente cortesano anterior, como propuso la censura", añade.

La ambientación que propone Ceresa recrea los grandes lujos de la corte de Versalles, en un periodo previo a la Revolución Francesa. "No existía entonces el modelo de monarca que describe Verdi", sino que imponían su absolutismo a un nivel casi tiránico y eran caprichosos. En el caso de este Gustavo III, es un rey "más ilustrado, que puede mantener una discusión intelectual, sensible, con inquietudes culturales y que mantiene correspondencia con los grandes científicos, artistas y literatos del momento", describe. "En definitiva, un rey muy culto".

Otra de las particularidades de esta producción de "Un ballo in maschera" es que la figura de Renato, el marido traicionado por Amelia, "se inspira en un pintor como podría ser Francisco de Goya, que realiza retratos de la dinastía reinante". Comparte Renato la misma dualidad histórica que Mozart, añade Ceresa, "porque ambos tocaban o pintaban para los emperadores, pero después se van a comer junto a los sirvientes". En el momento en el que transcurre la ópera las cosas empiezan a cambiar. "En este sentido, Gustavo es un buen ejemplo de monarca consciente de la importancia del arte y de la necesidad de promocionar, ayudar y soportar el desarrollo de las disciplinas artísticas".

Los personajes de Gustavo III, Renato y Amelia polarizan toda la trama de esta ópera de Verdi. Ceresa insiste en cómo priman cada uno de ellos en los diferentes actos y cómo su estética describe el carácter de cada uno. "El primer acto es el de Gustavo, el segundo el de Amelia y el tercero el de Renato. Todos aparecen en los tres actos de la ópera, pero en cada uno se nos revela la naturaleza de cada personaje".

Ceresa asegura que "la mayor traición que cometo con este libreto es el segundo acto". Asegura que los directores de escena son muy imaginativos a la hora de representar el campo horroroso y terrible por el que camina Amelia. "Yo he decidido ambientarlo en un fumadero de opio", porque puede servir para simbolizar "el viaje de Amelia en su decisión de olvidar a Gustavo, siguiendo el consejo de la hechicera que le recomienda salir de noche al campo y recoger una planta que la haga olvidarlo definitivamente".

El italiano reconoce haberse inspirado para esta producción en una visita al Palacio Imperial de Viena, no solo por la magnificencia imperial, sino porque "la habitación del emperador era un espacio minúsculo, más pequeña que mi propia habitación, que se comunicaba con lo que podríamos denominar la oficina puesto que a las 5,30 de la mañana ya comenzaba a trabajar".

Lo que más le interesa reflejar al director de escena es la responsabilidad de Gustavo III como gobernante, "porque la tarea de dirigir un imperio no debía dejar demasiado tiempo para dormir ya que es de suponer que habría un montón de asuntos que solucionar".

Este ejemplo, tal cual lo explica Ceresa, aparece reflejado en este "ballo" que se va a representar en el Campoamor. Un monarca que se llevaba sus preocupaciones laborales a la cama y éstas le quitaban el sueño, es la primera visión que aparece en escena de esta ópera.

Gustavo no sería en ningún caso un adicto al trabajo, aclara Ceresa, sino "una persona que tiene muy clara cuáles son las enormes responsabilidades que conlleva ser el administrador del estado o de los recursos públicos". Un sentido de la responsabilidad que provoca que Gustavo viva dos vidas casi irreconciliables: la pública y la privada.

Cuando Renato entra en escena para continuar con el retrato real que está realizando de Gustavo "es el momento en el que afloran las preocupaciones más íntimas del monarca frente a un amigo". Su problema es que está inmerso en una encrucijada que lo atrapa. "Por un lado, es el mejor amigo de Renato, y se siente fascinado por Amelia, a la que no puede amar por ser la mujer del primero, al que tampoco le puede confesar sus sentimientos, y todo ello englobado en las preocupaciones y deberes que desempeña como gobernante", aclara Ceresa.

El único momento en el que Gustavo decide abandonarse y ceder en contra de todas la responsabilidades de su posición es en el dúo del segundo acto. "Por un solo instante se olvida de quién es y llega entonces el momento fatal que sentencia su porvenir".

Esta producción confiere al personaje de Amelia una personalidad muy similar a la de Gustavo. "Es lo que provoca la atracción que existe entre ambos, y todo a pesar de que Amelia tiene un pensamiento muy rígido en lo que al matrimonio se refiere". En ningún caso figura entre sus planes traicionar este voto.

Renato, por su parte es el personaje que tiene una evolución psicológica más profunda que los otros dos. "Tenemos en primer término un pintor, sensible y temeroso, que es maltratado por otros personajes de la corte, que se preocupa exclusivamente por la vida del rey", añade. "Estaba obsesionado con las imágenes del soberano, hasta el punto de tener su retrato en casa". El problema para él se crea cuando se siente traicionado por su mujer y su amigo, y es entonces cuando "dota a ese retrato de una segunda visión mucho más cruda de Gustavo" y solo descubre quien es en realidad a raíz de su relación con Amelia, "como en las peores comedias hollywoodienses".

Solo tras haber terminado de reflejar la traición en los ojos del retrato de Gustavo, Renato decide destruir su propio trabajo y asesinar al monarca.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Televisión


Tamara Falcó, en sus redes sociales.
Tamara Falcó sorprende con su primer desnudo

Tamara Falcó sorprende con su primer desnudo

La hija de Isabel Preysler, que actualmente concursa en 'MasterChef Celebrity', ha sorprendido a...

La SGAE demanda a Mediaset y Atresmedia por impago

La SGAE demanda a Mediaset y Atresmedia por impago

La Sociedad anuncia que ambos grupos cuentan con "facturas pendientes" sobre los derechos de autor

Muere a los 13 años la actriz Lauren Grigg por un ataque de asma

Muere a los 13 años la actriz Lauren Grigg por un ataque de asma

Saltó a la fama como protagonista de 'Once', un musial de Broadway en el que interpretó a Ivanka

'Atlánticas' en La 2, invisible

'Atlánticas' en La 2, invisible

Otro programa modélico al que nadie ha hecho caso es 'La ciencia de la salud'


El duro 'tuit' con el que Jordi Évole ha arrasado en la noche electoral del 10N

El duro 'tuit' con el que Jordi Évole ha arrasado en la noche electoral del 10N

El periodista valora el triunfo de VOX en la repetición de las elecciones generales

Brutal enfrentamiento en el plató de 'GH VIP 7' entre Kiko Jiménez y Miguel Frigenti

Brutal enfrentamiento en el plató de 'GH VIP 7' entre Kiko Jiménez y Miguel Frigenti

El comentarista y el concursante se han enzarzado por su opinión sobre la relación de Adara y...