10 de noviembre de 2019
10.11.2019
ALEJANDRO DÍAZ CASTAÑO | Director del FICX

"Quiero extender las actividades de nuestro festival al resto del año como hacen en Toronto"

"Los jóvenes de 17 a 23 años han dejado de ir a las citas cinematográficas, pero no a las de música; hemos programado cosas únicas para atraerlos"

09.11.2019 | 23:28
Alejandro Díaz Castaño, con el programa de mano del FICX.

"Un lujo". Así define Alejandro Díaz Castaño (Bimenes, 1979) al fidelísimo público del Festival Internacional de Cine de Gijón (FICX). Lleva tres años al frente de una de las grandes citas cinematográficas españolas: 175 películas de maestros y nuevos nombres. El FICX empezará el próximo viernes. Su director analiza la edición en marcha y traza planes.

-¿Estamos ya ante el festival que desea hacer?

-Intento cumplir objetivos, pero como somos muy ambiciosos quedan siempre cosas: directores, películas... Cada vez se parece más al festival que tengo en la cabeza.

-¿Estructura, fechas...?

-Vamos hacia esa estructura estable, con la incorporación o reformulación de alguna sección. Este año dedicamos Laboral Cinemateca, por ejemplo, al cine expandido. Hemos potenciado las actividades paralelas, con la exposición de David Lynch y otras cosas. Queremos ampliar la actividad del festival a todo el año.

-¿Gijón se implica suficientemente con esta cita?

-Hay una conexión muy clara. Conozco gente que coge vacaciones para ver el festival. El público que acude a las salas es de los más numerosos de España, con más de 50.000 espectadores. Ni siquiera ciudades mayores que Gijón logran esa cifra. Un lujo: llena las salas y participa.

-Hay una cierta polémica por la proyección de la gala inaugural. En vez de película, optan por dos capítulos de una serie para Netflix...

-Entiendo esa polémica, pero nosotros seguimos proyectando películas en celuloide. Ahora bien, las cosas han cambiado mucho. Plataformas como Netflix producen películas, caso de la última de Martin Scorsese ("El irlandés"). Hay que ver cómo encajan las nuevas formas de distribución con los festivales. Hemos optado por esos capítulos, dirigidos por Nacho Vigalondo, porque los proyectamos con bastante antelación al estreno en Netflix.

-¿Qué características tiene en esta edición la sección oficial de largometrajes?

-Una doble apuesta: cineastas consagrados y otros jóvenes. Y otra más: por películas que no tienen distribución asegurada en España, pese a ser grandes maestros. Son los casos de Werner Herzog, Abel Ferrara o Harmony Korine. El cine político se abre este año camino con las películas de Elisa Cepedal o Nanni Moretti.

-¿Qué películas de esa sección oficial aportan cosas distintas?

-La de Elisa Cepedal es muy importante en el contexto del cine español. Filma en celuloide con un lenguaje de vanguardia. Están Nanni Moretti y Herzog. En sección oficial, hemos roto la barrera entre ficción y no ficción. Y metemos ahí dos obras de animación muy distintas: "Las vidas de Marona", que me parece una de las grandes películas del año, y "Bombay Rose", pintada manualmente y que nos acerca un poco al cine de Bollywood; muy refrescante.

- Elisa Cepedal y más de 30 títulos de cineastas asturianos. ¿Es el año del Principado?

-El año pasado fue ya histórico por la selección de Bande en sección oficial y el premio especial del jurado. En este año hay una buena cosecha y estamos muy contentos: la selección de Tito Montero en cortos; Diego Llorente en "Rellumes" o, en "Llendes" , Ostrowski con "L'isola", uno de sus mejores trabajos. Vivimos un momento muy dulce del cine asturiano, casi como en 2014, cuando Merino y Bande ganaron en Sevilla. Hay cada vez más calidad, y me remito a mi experiencia de hace diez años como programador.

-Este diario ha hablado de la existencia del "Nuevu Cine Asturianu". ¿Lo comparte?

-No hay duda. Creo que existe esa escuela, cercana al cine experimental, al videoensayo, a híbridos que no son exactamente documentales. Y con unas temáticas centradas en el propio territorio o en la definición de la identidad de Asturias. Se vio en el pequeño ciclo que organizó el Festival de Toulouse. Espero que ese grupo de cineastas tenga cada vez más apoyo por parte de las instituciones. Hay un buen caldo de cultivo.

-Este año se programan 175 películas. Todos los directores del FICX con los que he hablado coinciden en la necesidad de reducir ese número. Ninguno lo ha hecho. ¿Por qué?

-Hemos hecho reducciones sutiles. Recibimos más de 4.000 películas. No ocurre en otros festivales, y lo digo con conocimiento de causa. Es complicado dejar de programar determinadas obras. Queremos que cada espectador encuentre su camino dentro del festival, aunque corramos el peligro de contraprogramarnos. Tenemos un tamaño parecido al Festival de Venecia, mientras que Cannes programa casi mil películas. Prefiero estar por debajo de las 200, entre las 170 y las 175.

-O sea, mantendrá el actual tamaño...

-La idea es reducir un poquito. Hay que tener en cuenta que la programación influye en las ayudas ministeriales o europeas. Los cambios tienen que ser graduales, como hemos hecho en esta etapa, sin rupturas drásticas.

-Cincuenta y tres mil espectadores en sala. El dato es muy bueno. ¿Es difícil superarlo?

-El crecimiento por ahí será complicado. Nos estamos moviendo para atraer público joven; no va a los festivales. Este año hemos programado, en este sentido, conciertos como el de "Ladilla Rusa". Y esa colaboración con Netflix o el convenio con el Cislan.

-Los jóvenes eran la gran base del FICX en su nueva etapa. ¿Se han alejado del festival?

-No ocurre solo en Gijón. Así lo demuestran los datos que compartimos todos los directores de los festivales españoles. Hay una franja de público, entre los 17 y los 23 años, que no va a los festivales de cine pero sí a los de música.

-¿Por qué?

-Porque creen que ahí sí encuentran el tipo de socialización que buscan. El cine lo consumen más en formatos domésticos y solo van a las salas cuando la película supone un evento social. De ahí que programemos actos que son oportunidades únicas.

- ¿Por ejemplo?

-La sesión de Netflix, una clase maestra de Albert Serra o la presentación de "Jauja", de Lisandro Alonso, que vendrá a Gijón. Y pases especiales, como "Ventajas de viajar en tren", que presentarán Aritz Moreno y Ernesto Alterio. Cristina Huete presentará, por su parte, "La artista y la modelo". Enriquecemos cada vez más el programa con esos momentos especiales. Incluye el cine expandido.

-¿Cuál es la edad media del espectador del FICX?

-La de aquella generación que venía al festival en los años noventa y está ahora en la cuarentena o la cincuentena. "Enfants Terribles" va a superar este año los 15.000 espectadores. Las actividades pedagógicas tienen que tener continuidad para que los chavales se hagan con otras narrativas.

-¿Las salas de proyección han dejado de ser problema?

-El traslado a los Yelmo ha dado al festival mayor presencia en la ciudad. Si surgen nuevos espacios, como parece que pasará en El Llano, los incorporaremos. Queremos estar en los barrios; un espejo puede ser el Festival de Berlín, con sus sedes separadas. Este año haremos una proyección en el Ateneo de La Calzada. La sala de la Escuela de Comercio fue la cuarta con más público el año pasado.

-¿El FICX puede seguir entre los grandes españoles con un presupuesto de 900.000 euros?

-Nos encantaría tener más recursos para seguir creciendo. Tenemos un personal con mucho mérito, que lo saca adelante con oficio y calidad. Recibimos muchos "feedbacks" positivos de la gente que pasa por el FICX.

-¿Qué debe cambiar?

-Nos gustaría tener más recursos, presupuestarios y humanos. Y extender la actividad al resto del año. El modelo es el Festival de Toronto; somos ambiciosos. También llegar a los jóvenes, educarlos, e incorporar un premio en metálico en las jornadas de la industria.

-¿Qué películas no debemos perdernos este años?

-"El trabajo, o a quién le pertenece el mundo" (Cepedal"), una revelación; "As mortes" (Cristóbal Arteaga); "Liberté" (Albert Serra), una de las obras clave de este año; "Ventajas de viajar en tren" (el pase está patrocinado por LA NUEVA ESPAÑA), sorprendente. Y añadiría el ciclo de Franco Piavoli, un maestro que estará en Gijón.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Televisión


Una imagen de 'You'
La 2ª temporada de 'You', la polémica serie de Netflix, ya tiene fecha

La 2ª temporada de 'You', la polémica serie de Netflix, ya tiene fecha

La ficción trata sobre el acosador y asesino Joe Goldberg y está protagonizada por Penn Badgley y...

Arranca el rodaje de la 4ª temporada de 'El Ministerio del Tiempo'

Arranca el rodaje de la 4ª temporada de 'El Ministerio del Tiempo'

Los nuevos capítulos de la serie ya están en marcha, sin que se sepa aún su fecha de estreno

Tamara Falcó sorprende con su primer desnudo

Tamara Falcó sorprende con su primer desnudo

La hija de Isabel Preysler, que actualmente concursa en 'MasterChef Celebrity', ha sorprendido a...

La SGAE demanda a Mediaset y Atresmedia por impago

La SGAE demanda a Mediaset y Atresmedia por impago

La Sociedad anuncia que ambos grupos cuentan con "facturas pendientes" sobre los derechos de autor


Muere a los 13 años la actriz Lauren Grigg por un ataque de asma

Muere a los 13 años la actriz Lauren Grigg por un ataque de asma

Saltó a la fama como protagonista de 'Once', un musial de Broadway en el que interpretó a Ivanka

'Atlánticas' en La 2, invisible

'Atlánticas' en La 2, invisible

Otro programa modélico al que nadie ha hecho caso es 'La ciencia de la salud'