Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El sector maderero asturiano se presenta como solución a las emisiones de CO2

Rebeca Farpón representa a la patronal en la cita ambiental de Madrid y aboga por la construcción sostenible y el desarrollo de tejidos vegetales

Rebeca Farpón, durante su charla en la Cumbre del Clima.

Rebeca Farpón, durante su charla en la Cumbre del Clima. ASMADERA

"Vivamos en verde y pensemos en madera", propuso la responsable de la gestión de Asmadera (Asociación Asturiana de Empresarios Forestales, de la Madera y el Mueble), Rebeca Farpón, durante su intervención, el pasado lunes, en la inauguración de la Cumbre Mundial del Clima, que se celebra en Madrid. Farpón intervino

La portavoz de los empresarios de la madera apostó por la construcción sostenible y por el desarrollo de biofibras y tejidos vegetales. "Si en otros países ya existen rascacielos de madera, aquí ¿por qué no?", planteó, y explicó que "gracias a las innovaciones y los desarrollos técnicos de los productos de madera ya es posible sustituir materias primas como el cemento, el acero o el aluminio para construir viviendas".

La portavoz de la patronal de la madera, que participó en una jornada organizada por "EsMontañas" en colaboración con la Plataforma "Juntos por los bosques", intentó convencer a los asistentes, durante la media hora que duró su conferencia, "de la importancia que tiene la madera para proteger el planeta y revertir la situación que hemos creado todas las personas".

Además de sus referencias a las aplicaciones de la madera en el ámbito de la construcción y la moda, también se refirió a ella como sustituta del plástico. "El envase de madera puede ayudar al sector de la alimentación a reducir el uso del plástico", afirmó. "Son envases fabricados al cien por cien con materiales naturales, alargan la vida útil de los alimentos, son fácilmente reciclables y emiten menos CO2 en su ciclo de vida", explicó.

Por último, aludió al uso de la madera en la obtención de bioenergía y como reemplazo de los combustibles fósiles, como son el petróleo y el gas natural, a través del uso de biomasa.

El sector de la madera, puntualizó, entiende que la explotación de este recurso no debe hacerse " a toda costa" sino con "una gestión forestal sostenible, para obtener bienes de consumo respetuosos con el medioambiente y que sustituyan a los bienes derivados del petróleo".

Rebeca Farpón finalizó haciendo un llamamiento a "sustituir los materiales de origen fósil por otros de origen forestal". "Los árboles capturan CO2 y la madera lo retiene toda la vida", manifestó, de modo que, según indicó, "la madera no tiene límites y es la solución a todos los problemas de hoy en día".

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats