Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

"Me siento en deuda con el Museo"

Los primeros socios de Amigos del Bellas Artes recogen sus carnés y participan masivamente en el inicio de las actividades exclusivas para ellos

Algunos de los amigos del Museo de Bellas Artes, durante la visita organizada para ellos ayer por las obras maestras de la pinacoteca.

Algunos de los amigos del Museo de Bellas Artes, durante la visita organizada para ellos ayer por las obras maestras de la pinacoteca. LUISMA MURIAS

Concha Antiqueira ha pasado muchas horas en el Museo de Bellas Artes de Asturias. Interesada en la fotografía, encuentra en sus cuadros inspiración para su propia obra. En sus visitas se familiarizó con el arte asturiano y su hijo, Álvaro Lameiro, frecuentó cuando era más pequeño las actividades infantiles de

El historiador del Arte Juan Carlos Aparicio guió al grupo por las salas del Museo, en un recorrido que empezó en el palacio de Velarde, ante el retablo del Maestro Palanquinos, expoliado de una iglesia de Valladolid y recuperado en Londres por Pedro Masaveu. Frente a él, Aparicio reseñó que el Museo tiene 800 obras en exposición permanente distribuidas por 27 salas, la mitad de ellas dedicadas al arte asturiano. A medida que avanzaba por ellas, el historiador hizo reparar a sus oyentes en que "en el Museo siempre están pasando cosas" -la donación de obra de la colección de Plácido Arango, por ejemplo, o la llegada del Apostolado del Greco, del marqués de San Feliz-.

"Es un Museo que está vivo", comentó Paloma Berros en un aparte. Ella fue otra de las participantes en la visita de los Amigos del Bellas Artes y con esa afirmación se refería a las actividades y las exposiciones que se suceden cada vez más a menudo en el Museo. Ella lo relaciona con la juventud y vitalidad del director del Museo, Alfonso Palacio, que ayer estuvo en el arranque de la visita, junto al presidente de Amigos del Museo, Alfonso Martínez. Berros argumentó que "hubo una primera etapa, los primeros años, en los que la prioridad era hacer una colección"; ahora tiene la impresión de que el Museo "está más abierto" a la sociedad. Para ella, la pinacoteca regional "es un orgullo" y formar parte de la Asociación de Amigos del Bellas Artes le resulta de lo más natural. "Lo importante ahora es que se sume gente joven", recalcó.

A lo largo de todo el día de ayer, por la mañana y por la tarde, los primeros socios de Amigos del Museo de Bellas Artes pudieron recoger sus carnés, y llevarse con ellos un obsequio -el catálogo "Evaristo Valle en el Museo de Bellas Artes de Asturias" y el de la exposición "Austrias y Borbones. Príncipes y Princesas de Asturias, y Reyes de España"-. La junta directiva de Amigos del Museo aún no ha dado cifras sobre asociados, pero reconoce que la acogida ciudadana a la iniciativa está superando sus expectativas.

En el tránsito hacia la casa de los Oviedo-Portal, el joven matrimonio formado por Celestino Díaz y Cristina Heredia, de Avilés, comentaba ayer por la tarde que su cercanía al Museo proviene de sus intereses personales y profesionales. "Cualquier iniciativa abierta es interesante para conocer y difundir un patrimonio que es el nuestro", manifestaron y opinan que Amigos del Museo contribuirá a "un enriquecimiento cultural y a forjar nuestra identidad".

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats