20 de marzo de 2020
20.03.2020
La Nueva España

Día del Padre por videollamada

La pandemia mantuvo ayer separados a muchos asturianos de sus hijos, que tuvieron que mandarles besos virtuales l Otros, en cambio, disfrutaron de su celebración más familiar

20.03.2020 | 01:05

El llarenense Diego Sánchez, de 7 años, querría haber corrido ayer hasta la cama de su padre, despertarle con un "felicidades" y regalarle un pequeño marco de fotos con la frase "Mi padre es un héroe". Pero la pandemia del coronavirus obliga desde hace una semana a su papá, Luis, a estar lejos de casa. Es Policía Nacional en San Sebastián. Y por primera vez Diego ha tenido que conformarse con una llamada. "A las 9 ya habló con él por teléfono", cuenta su madre, Lorena Castro, desde su vivienda en Pruvia. ¿Y qué le dijo? "Que feliz día del padre, que lo quería tener más cerca y que lo quería mucho", contesta algo tímido el propio Diego.

El Día del Padre de ayer fue un día triste para unos, porque el estado de alarma ha separado a familias de toda Asturias; y feliz y algo extraño para otros, porque, acostumbrados a trabajar fuera de casa, este año han podido disfrutar de sus hijos. No hubo grandes sorpresas por el cierre de tiendas, sino pequeños detalles. Un dibujo, una carta, una manualidad, un vídeo, una canción? "Los mejores regalos que nos pueden hacer", coinciden los padres.

Daniel Arias, profesor titular de Geología en la Universidad de Oviedo, fue de los que se emocionó. Su hija pequeña, Claudia, de 10 años, le escribió en una tarjeta inundada de corazones y con un oso de peluche en portada las siguientes palabras: "Gracias a ti que me ayudaste a crecer y a ser quien soy; gracias por tu dedicación y paciencia infinita; gracias a ti por no esperar nada de mi, aunque te lo debo todo; gracias por ser mi padre". "Me la dio después de desayunar y lloré, todos lloramos. También me hizo bombones, ya me comí cuatro?", dice cuando el reloj marca las doce y media de la mañana. Arias saboreó como nunca el Día del Padre. "Como siempre estoy fuera, agradezco estar aquí con ellos y hasta corrijo deberes de Matemáticas, que eso no lo suelo hacer", confiesa el geólogo, que tiene otros tres hijos: Loreto (20 años), Ignacio (18 años) y Álvaro (16). Él y su mujer, la abogada Loreto Martínez, teletrabajan. "Nos hemos montado una oficina en el salón. Yo hasta me traje el ordenador de la Universidad", apunta.

Otro padre que está trabajando a distancia, en su caso para Daorje, es Guillermo González. Ayer, asegura, tuvo una celebración "distinta"; pudo estar todo el día con su pequeño de 6 años, Nicolás, que se pone al teléfono.

-¡Dile que me regalaste!

-Un dibujo.

-¿Y qué ponía?

-Te quiero.

González retoma la conversación y explica que su hijo pintó a los tres -también a su mujer, Mari Paz Robles- y a un perro bajo un enorme sol. "Parece ser que ahora quiere un perro", dice con sorna. El ovetense prefiere ver el "lado positivo" de la crisis, "que es la convivencia", y tomarse el confinamiento como "una prueba". "Es el momento de no dejarse llevar por las pantallas y buscar alternativas, como el ocio en casa", agrega. Este padre agradece "el trabajo de los profesores" y pide a las familias que inculquen "a sus peques la solidaridad a través de todos los ejemplos que nos rodean estos días". De hecho , él y su mujer son voluntarios de Cruz Roja.

Otros que pueden darse todos los abrazos y besos que quieran son Alfonso Fernández, de Carbayín (Siero), y sus hijos Nicolás, de 8 años, y Malena, de 6. "Cuando se despertaron, corrieron a felicitarme. Me dieron unos dibujos y nos hicimos una foto (la que acompaña a este reportaje)", expresa. Aunque el avilesino es restaurador de muebles y trabaja siempre en casa, la celebración de ayer fue "diferente", "más familiar que nunca". "Hay que quedarse con lo positivo; siempre estamos con el piloto automático de hacer y hacer, y si no paramos nosotros, nos obliga a hacerlo la naturaleza", reflexiona, junto a su mujer, Cecilia Magadán.

Sin salir de Siero, los hijos de Marcos Azcariz, de El Berrón, tiraron de recursos caseros para regalarle él uno de sus coches de juguete y ella una muñeca. Eso sí, envueltos en papel de regalo. "El mayor, Alejandro, hizo los 9 años ayer (por el miércoles), así que, como tenemos una confitería a diez metros de casa, salí a comprar una tarta y celebramos su cumpleaños y el Día del Padre", comenta Azcariz, que tiene otra niña de 5 años, Ariadna.

Por videollamada tuvo que ver, sin embargo, Marcos Rodríguez a su hijo Adrián, de 7 años. El saregano lleva siete años divorciado y no tiene la custodia compartida. "Todos los padres desearían ver a sus hijos en un día como hoy, pero hay que ser conscientes de la gravedad de la situación. El Día del Padre se puede celebrar igual un 19 de julio o un 19 de agosto? Yo que estoy trabajando, sé que es un riesgo y que puedo contagiarle, hay que ser responsables", insiste. Rodríguez trabaja en Mieres en la multinacional PMG. La última vez que vio a su hijo fue el pasado domingo. "Lo tengo cada quince días: viernes, sábado y domingo. Es decir, me tocaría verle en una semana, pero si desgraciadamente por la pandemia no puedo verlo en un mes, no lo veré", apunta.

La gijonesa Myri Blas, de 30 años, vive justo enfrente de su padre, José Blas, de 73. Apenas unos metros les separan, pero ayer no pudieron fundirse en un abrazo. "Aproveché cuando saqué al perro a llamarle y pedirle que se asomara a la ventana. Y desde la calle le felicité", señala. A Blas le da "un poco de penita" no estar con su progenitor en un día tan especial y más sabiendo que los dos están pasando solos el estado de alarma. La avilesina Mayte Durán, de 29 años, también estuvo separada de su padre, José Fernando, de 52. Reconoce que fue duro: "Otros años si no podíamos vernos en el día por el trabajo, lo celebrábamos de fin de semana, pero esta vez ni lo uno ni lo otro. Se echa en falta verlo aunque sea solo para tomar un café". Además, Durán echa de menos a su hermano pequeño, Jairo, de 10 años, que reside en la casa familiar. "Le daba clases particulares por las tardes", concluye apenada.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Televisión


'The Witcher' pierde al brujo Eskel para su temporada 2.
'The Witcher' pierde a uno de sus brujos por coronavirus

'The Witcher' pierde a uno de sus brujos por coronavirus

El actor Thue Rasmussen ha abandonado la serie de Netflix debido a conflictos en su calendario

Woody Allen, primer invitado internacional de 'El Hormiguero' en la era covid

Woody Allen, primer invitado internacional de 'El Hormiguero' en la era covid

El cineasta presentará de manera presencial o virtual su nueva película, 'Rifkin's Festival'

Así es el espeluznante tráiler de 'La maldición de Bly Manor'

Así es el espeluznante tráiler de 'La maldición de Bly Manor'

La secuela de 'Hill House' llega a la plataforma el 2 de octubre para ofrecer una nueva dosis de...

Kit Harington reniega de Jon Snow: "El mundo no necesita roles masculinos como ese"

Kit Harington reniega de Jon Snow: "El mundo no necesita roles masculinos como ese"

El actor critica el prototipo de héroe que representa su personaje en 'Juego de tronos'


Patricia Arquette, una adicta reconvertida en detective en la nueva serie que prepara Apple

Patricia Arquette, una adicta reconvertida en detective en la nueva serie que prepara Apple

La intérprete oscarizada protagonizará 'High Desert', ficción producida y dirigida por Ben Stiller

Frank Cuesta prepara su vuelta a DMAX con teletransporte incluido

Frank Cuesta prepara su vuelta a DMAX con teletransporte incluido

El aventurero comprobará cómo está afectando esta crisis a los animales y lo hará tirando de...