La imagen que ayer a última hora de la tarde se vivió en el Hospital Universitario Central de Asturias van a tardar en olvidarla tanto los agentes de la Policía como los sanitarios del propio complejo. Decenas de funcionarios de la Jefatura Superior de Policía de Asturias acompañados de policías locales así como personal de Protección Civil hicieron sonar sus sirenas para homenajear a los médicos y sanitarios que desde dentro del complejo cuidan de los enfermos del coronavirus. En plena crisis sanitaria con más de 400 afectados se trataba de reconocer la labor de unos y de otros.

El impresionante homenaje de los vecinos del HUCA al personal sanitario

"Fue lo más impresionante que he visto", confesaba un agente poco después de la exhibición. El funcionario cuenta que mientras sus sirenas sonaban salieron a las ventanas decenas de pacientes, enfermeros y médicos puño en alto y aplaudiendo. Un homenaje que se suma a los aplausos que todos los días a las ocho de la tarde suenan en los balcones.