Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Crisis del coronavirus

"Buenas, quería alquilar un perro". Las llamadas al Albergue de Animales de Oviedo durante el confinamiento

Los veterinarios advierten que intentar pagar por un animal por días o semanas para salir a la calle es un delito

Para ver este vídeo suscríbete a La Nueva España o inicia sesión si ya eres suscriptor.

"Buenas, me comentaron que se alquilaban perros para estos días. Lo he visto en internet". Esa es la última llamada que ha recibido el Albergue de Animales de Oviedo de alguien interesado en pagar un módico precio por días o semanas para disfrutar de un perro durante el estado

La responsable del albergue y coordinadora de los animales, Eva Rodríguez, respondió así a un ovetense que llamó el sábado (la llamada puede oírse en lne.es): Estamos en estado de alarma. Primeramente, no se puede salir a la calle con excusa ni sin excusa. Sacamos los perros a hacer el pis y la caca y volvemos a casa. Y segundo, usted está llamando a una perrera, hombre. Aquí lo que se hace es dar en adopción a los animales. ¿Cómo se van a alquilar? Usted si quiere se compra un carrito de la compra y le da paseos o puede empezar a fumar e ir al estanco a echar un pitu. Es ofensivo lo que me está diciendo".

El Albergue Municipal de Animales de Oviedo mantiene su sistema de adopciones aunque con algunos cambios por el estado de alarma. Ahora se gestionan telemáticamente. Los candidatos deben grabar un video casero en el que muestren su casa y el entorno en el que viviría el perro, además de explicar cuál es su motivación para querer una mascota.

La plantilla del albergue -entre cuidadores y veterinarios- se ha tenido que adaptar a la excepcional situación por COVID-19. Una persona permanece por semana "en reserva" en su domicilio por si alguno de sus compañeros fuese diagnosticado positivo en coronavirus. Además, limpian diariamente a conciencia todos los útiles de trabajo con agua y lejía diluida.

Las medidas sanitarias extraordinarias evitan el contagio entre las personas, en este caso, entre los trabajadores del albergue, La coordinadora de adopciones subraya que los animales no propagan el nuevo virus. "Ellos son inmunes a esa enfermedad. Lo que sí padecen desde siempre es otro tipo de coronavirus; el canino. Muy parecido al parvovirus canino".

El coronavirus de perros (completamente diferente al (COVID-19) es una enfermedad viral intestinal, infecciosa y de curso agudo que afecta a canes de todas las edades, pero principalmente a los cachorros. Produce diarreas y un deterioro general del animal.

El confinamiento por coronavirus rebajó el número de abandono de animales en el municipio durante el primer fin de semana de la entrada en vigor del estado de alarma (14 y 15 de marzo), pero solo fue un "espejismo". Así lo describe Rodríguez, que vio cómo perros y gatos volvían a vagar por las calles los días posteriores. "Ahora es muy difícil llevar un recuento o ir a por ellos porque la gente no puede salir de casa para avisarnos. Sólo llaman algunas personas que ven a los animales desde la ventana". La coordinadora del albergue también solicita un permiso especial para que los dueños de ganado, gallinas o perros que los tengan en una parcela lejos de casa puedan ir a cuidarlos. De lo contrario podría haber abandonos masivos.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats