Suscríbete BLACK WEEK

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Lluvia de subvenciones y supresión de cuotas, apuestas para rescatar el autoempleo en Europa

Reino Unido da a los autónomos hasta 2.700 euros l Francia suspende impuestos y cotizaciones en marzo l Alemania se vuelca en la financiación

Lluvia de millones, supresión de las cotizaciones a la Seguridad Social y aplazamientos de impuestos. Esas son algunas de las estrategias de los países europeos para evitar que el confinamiento -al que está sometido ya un tercio de la población mundial a la espera de que pase la crisis sanitaria

Con esas, el Principado aprobó ayer unas ayudas económicas para este colectivo, lo mismo que hizo hace unos días el Ejecutivo nacional. Sin embargo, las asociaciones de autónomos siguen reclamando la suspensión generalizada de la cuota que pagan cada mes a la Seguridad Social, algo a lo que en España tienen acceso los autoempleados en peor situación (los que cumplen los requisitos para acceder a la prestación por cese de actividad) . En otros países la suspensión del pago de cuotas tiene mayor alcance. En las siguientes líneas se repasan algunas de las estrategias seguidas por otros Gobiernos para evitar una quiebra masiva de pequeños comercios.

Italia. Fue uno de los primeros países europeos donde se decretó el confinamiento de la población y con él llegó la obligación de que muchos pequeños negocios (como bares, restaurantes o comercios) cerraran sus puertas y así frenar al coronavirus que andaba desatado por la zona norte del país. Para compensar esas clausuras por decreto, el Gobierno aprobó ayudas 600 euros para los autoempleados. Unas subvenciones -allí llamadas bonos- que según los cálculos del Ejecutivo podrían beneficiar a cinco millones de autoempleados. Las ayudas están, además, exentas de tener que pagar impuestos para evitar que sea lo comido por lo servido, como dice el refranero español. En el país transalpino también se ha suspendido las retenciones y las contribuciones a la Seguridad Social y a los seguros obligatorios durante este mes y el que viene.

Francia. El Gobierno de Emmanuel Macron ha sido uno de los más ambiciosos a la hora de apoyar a los pequeños negocios. París ha puesto sobre la mesa 300.000 millones en ayudas -en forma de créditos- para que los autónomos y las pymes puedan continuar con su actividad económica una vez que el país retome la vida fuera de casa. "Ninguno va a quebrar por el coronavirus", dijo Macron cuando anunció esta lluvia de millones. También se aprobó un aplazamiento de los pagos de impuestos y de las cotizaciones sociales de los autónomos correspondientes a este mes de marzo. Quedan demorados, por ejemplo, recibos de facturas de algunos suministros básicos como el agua o la luz. Cualquier alivio es bienvenido en el sector.

Portugal. El país vecino también ha abierto líneas de crédito por valor de 3.000 millones -que gestionarán los bancos del país- para echar una mano a las empresas. Pero específicamente para autónomos también tiene medidas. Por ejemplo, una flexibilidad casi total en el pago de impuestos y de cotizaciones a la Seguridad Social. Así, los empleados que vean recortada en un 20% su facturación pueden posponer esos pagos y realizarlos en diferentes cuotas, sin ningún interés adicional. También hay ayudas específicas para el poderoso sector de la restauración y la hostelería, de hasta 600 millones. Y otros 200 para el turístico.

Reino Unido. Aunque se hizo el remolón, el primer ministro de Gran Bretaña, Boris Johnson, decidió esta semana confinar al país y está preparando un ambicioso plan económico en el que se incluye un importante salvavidas para los autónomos. Entre las medidas más destacables figura que el Estado va a costear hasta un 80% de los ingresos de los autoempleados durante la emergencia sanitaria. Reino Unido tiene más de cinco millones de trabajadores por cuenta propia. Las ayudas que podrán recibir los autónomos británicos por tener que cerrar sus negocios estarán basados en sus ingresos durante los últimos tres meses. No obstante, la subvención no podrá sobrepasar de las 2.500 libras, que al cambio actual son 2.755 euros.

Alemania. La canciller Angela Merkel dijo hace unos días que las empresas del país tendrán "liquidez ilimitada" para superar esta crisis sanitaria sin heridas económicas. Más en concreto, para los autónomos prevé derivar 40.000 millones de euros, 10.000 de ellos en forma de subvenciones directas y el resto como préstamos.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats