DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Crisis del coronavirus

Las mascarillas, por vía lenta

El Gobierno organiza el reparto 8 millones de protecciones para transportistas, pero aún no sabe cuándo llegarán

Un transportista conduce por el polígono de La Peñona de Gijón con mascarilla.

Un transportista conduce por el polígono de La Peñona de Gijón con mascarilla. JULIÁN RUS

El Gobierno ha puesto en marcha los trámites para repartir los 8 millones de mascarillas que anunció para proteger a los transportistas que prestan servicios esenciales durante el estado de alarma. Sin embargo, en la propia resolución de ayer del Ministerio de Transportes se reconoce que no se sabe cuando llegarán esas mascarillas, de cuya adquisición centralizada se encarga Puertos del Estado.

Una vez que las protecciones lleguen a España, la empresas estatal Correos se encargará de la distribución y los transportistas tendrán que ir a recogerlas a las oficinas de la entidad postal. No obstante, el Ministerio ha establecido unos rigurosos criterios de reparto de las mascarillas. Así, por ejemplo, para las empresas autorizadas para realizar transporte público de mercancías se asignarán dos mascarillas por vehículo, número similar al de las empresas de taxis o de los vehículos de alquiler con conductor, los conocidos como VTC. Y en el caso de los servicios de transporte terrestre urbano de viajeros con carácter público de competencia autonómica o local (autobús, metro, tranvía...) se asignarán dos mascarillas por conductor.

Camioneros y taxistas

La obtención de equipos de protección para evitar contagios de cononavirus es una demanda constante del sector. "Los profesionales del transporte se están jugando el pellejo para distribuir los productos esenciales desde las grandes plataformas logísticas y lo están haciendo sin los equipos de protección individual adecuados porque ahora mismo no se pueden encontrar en el mercado", señala Ovidio de la Roza, presidente de la Asociación de Empresarios del Transporte, Logística, Aparcamientos y Actividades Afines (Asetra).

En el sector del taxi, también hay una demanda insatisfecha de mascarillas. "Estamos muy expuestos al contagio", afirma José Artemio Ardura, secretario general de la Federación Asturiana Sindical del Taxi (FAST), que destaca que en muchos casos los taxistas asturianos están prestando servicio a personal sanitario. "Para tener disponibles todas las ambulancias, el personal sanitario que hace los controles del COVID-19, apunta Ardura, que lamenta que las anunciadas mascarillas para el sector del transporte "no acaban de llegar y son necesarias".

Sin embargo, la fecha de disponibilidad de los 8 millones de mascarillas para su recogida aún es una incógnita. Según el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana la fecha está "supeditada a la notificación de Puertos del Estado de recepción del suministro, a que puedan recibirse en distintas entregas y a la logística de distribución que se establezca". No habrá vía rápida para las protecciones para los transportistas.

Compartir el artículo

stats