Los geriátricos continúan siendo el principal foco de contagio y de preocupación. Un brote de coronavirus llevó ayer a la Consejería de Salud a evacuar la residencia de mayores San Pedro de Mallecina, en pleno medio rural del concejo de Salas, donde ya se han registrado dos fallecimientos entre los residentes y hay varios infectados, también entre el personal. La aparición de casos de COVID-19 en el equipamiento salense, de titularidad privada, motivó que los usuarios fuesen trasladados por seguridad al Centro de Referencia para personas con Discapacidades Neurológicas (Credine) de Barros, en Langreo. En total, hay 8 profesionales de baja y 7 usuarios ingresados en el Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA).

La evacuación del centro de Mallecina se realizó a lo largo de la tarde, después de que por la mañana la Consejería de Salud realizase las pruebas y certificara el alcance del contagio en el centro, que según las fuentes consultadas, "es prácticamente total". También indicaron que si inicialmente se había planteado la posibilidad de medicalizar la residencia, ayer se decidió definitivamente el traslado de todos sus residentes por seguridad.

La decisión cogió de improviso al Alcalde del concejo, Sergio Hidalgo, quien señaló que no tenía "ninguna" notificación oficial. Si bien, quiso desear que "toda la gente esté bien, los que han sido trasladados, que los enfermos se mejoren y que puedan volver pronto a las instalaciones; que siga la vida normal como estaba antes de esta crisis sanitaria", dijo. Asimismo precisó que se trata de una residencia pequeña, de no más de 20 plazas. Este diario trató de contactar con el centro vía telefónica, sin éxito.

El traslado al Centro de Referencia para personas con Discapacidades Neurológicas (Credine) de Langreo se realizó a lo largo de la tarde de ayer. Este inmueble, cuya inauguración ha sido retrasada en repetidas ocasiones, fue habilitado el pasado mes de marzo para afrontar la crisis sanitaria por el nuevo coronavirus. El día 23 recibió a los tres primeros pacientes de COVID-19. Según las fuentes consultadas, además de los residentes del geriátrico privado de Mallecina, a ultima hora de la tarde de ayer se trasladaron a más enfermos desde el Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA).

En principio a este centro son trasladados personas contagiadas pero que estén asintomáticas o que presentan un estado leve de la enfermedad, pero que por sus condiciones sociosanitarias no puedan permanecer en aislamiento en sus domicilios o en centros sanitarios, según explicó la Consejería de Salud cuando se puso en marcha.

La buena noticia en los geriátricos asturianos es que ayer, por primera vez en semanas, no se registraron nuevos fallecimientos, aunque sí se contabilizaron 46 nuevos afectados por COVD-19, lo que eleva la cifra total a 349 contagiados entre personal y residentes de residencias públicas y privadas.

Las residencias de titularidad pública y gestionadas por Establecimientos Residenciales de Ancianos (ERA) -dependiente de la Consejería de Derechos Sociales y Bienestar- han contabilizado hasta ahora un total de 31 fallecimientos. De ellos, 17 correspondían al centro de Grado, 6 al de Palacio de El Villar, en Castrillón, 1 en Santa Teresa y otro en El Naranco, ambas de Oviedo. Los residentes que han resultados contagiados suman durante esta pandemia 184, a los que hay que sumar 68 profesionales.

Este cómputo global es la suma de todos los que se han registrado en un total de 13 residencias. Además de las mencionadas también están las de San Francisco, que es de titularidad pública con gestión indirecta.

Las residencias privadas sumaban hasta el día de ayer, según los datos facilitados por ellas mismas, un total de 59 casos positivos entre sus residentes, mientras que entre los profesionales la cifra ascendía a 38. En estos centros se han declarado 6 fallecimientos. El total de geriátricos de ámbito privado en los que se han registrado contagios y muertes asciende a 21.

El Principado continua las inspecciones y control con test en los geriátricos asturianos.