Después de tres días de organización el reparto salió tal cual estaba previsto. Decenas de voluntarios de Protección Civil, acompañados y ayudados por Policía y Guardia Civil, repartieron esta mañana en las estaciones de tren y bus de varias localidades asturianas (desde Gijón y Oviedo hasta El Franco pasando por El Berrón), los cientos de miles de mascarillas que Delegación del Gobierno había recepcionado el pasado fin de semana. Las empresas de transporte aseguran que la mañana ha transcurrido con total normalidad: "No ha habido un repunto de usuarios", señalaban desde estas firmas haciendo hincapié en que no se ha producido el temido efecto llamada ante el reparto de este tipo de protecciones que también fueron entregadas ayer, en este caso por parte del gobierno regional, a los conductores.

El uso de mascarillas se recomienda para aquellos trabajadores que no puedan teletrabajar ni desplazarse en vehículo particular, en bicicleta o a pie a sus puestos, y se vean obligados a utilizar medios de transporte público con una importante afluencia de personas.

Llegan a Asturias las mascarillas que repartirá el Gobierno

Las mascarillas fueron descargadas ayer en el parque móvil de la Delegación del Gobierno en Oviedo. Ya por la tarde, se repartieron entre las 31 agrupaciones de Protección Civil, cuyos integrantes serán quienes las distribuyan. Los horarios y lugares en los que se realizarán los repartos han sido consensuados con la Dirección General de Movilidad y con Emergencias (SEPA). Los voluntarios distribuirán las mascarillas en los horarios de más afluencia de trabajadores: de ocho menos cuarto a nueve de la mañana, de dos a tres de la tarde y de siete de la tarde a nueve de la noche. En las horas restantes, Protección Civil se centrará en las líneas urbanas de transporte. Además, se reforzará el reparto en los hospitales en el cambio de turno.