Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

03 ¿Me lo dices en serie?

Caen las hojas, él la espera a un lado del camino, ella no se detiene

No conozco a un ser humano que tras ver El tercer hombre no piense: vaya peliculón. Y es que la obra maestra de Carol Reed, que tuvo un rodaje complicadísimo y puso a prueba la alianza entre el cine británico y Hollywood, con hallazgos sobre la marcha que animan a pensar en un milagro artístico (el uso de la cítara para la banda sonora, o el final, uno de los más bellos, tristes y líricos de la historia), es un prodigio de guión afilado y lleno de diálogos inolvidables, una realización insuperable y un asombroso trabajo de los actores, con Orson Welles al frente.

Compartir el artículo

stats