Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Crisis del coronavirus

Anestesia se reafirma frente al covid-19

Los especialistas asturianos subrayan su papel en la pandemia y aseguran que su polivalencia permite "triplicar los boxes de pacientes críticos"

Parte de los integrantes de la unidad de Reanimación Posquirúrgica del HUCA. Desde la izquierda, Dolores Rodríguez, María Vega, Ana Quintela, Natalia Pérez, Pablo Fernández, Rita Viesca, Susana Barredo, Arantxa García, Ana Paz, Cristina Iglesias, Leonor Torrealba, Titi García, Xosé A. Fernández, Andrea Nieto y María Martino. Miki López

Los anestesistas no han tenido, por lo general, un protagonismo mediático de primera fila en la presente crisis del covid-19. Sin embargo, los especialistas asturianos de esta disciplina médica subrayan que han desarrollado tareas clave en la estrategia sanitaria global, y así quieren reivindicarlo. A nadie se le escapa que los territorios fronterizos de actividad, capacitación y competencias han generado -y continúan generando- controversias entre los médicos de cuidados intensivos (UCI), muy presentes en esta pandemia de coronavirus, y los anestesistas. En las líneas que siguen, Cristina Iglesias Fernández, jefa de la sección de Reanimación del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA), explica cómo la unidad que dirige fue convertida durante la pandemia en UCI para no infectados por el patógeno de origen chino. Asimismo, subraya que, de cara al futuro, con una adecuada gestión de los especialistas en anestesia -muy numerosos en los hospitales- "podemos duplicar o triplicar nuestros boxes destinados a pacientes críticos".

Valoración de la respuesta a la pandemia. "Es difícil de evaluar. En el peor momento de Italia, cuando la pandemia aun estaba empezando aquí, no fuimos conscientes de la que nos venía encima. Yo pensé en cerrar fronteras, ponernos mascarillas y establecer distanciamientos entre personas. Habría suspendido carnavales, fiestas, manifestaciones y discotecas desde que empezó el problema en Italia. Pero jamás pensé que cerrarían los comercios, las empresas y que terminaríamos confinados en nuestras casas".

La reacción de Asturias. "Hemos sido unos privilegiados. Con el HUCA tenemos quizá el mejor hospital de España en cuanto a estructura y dotación. Por otra parte, el impacto de la pandemia fue mas progresivo y nos dio un cierto margen para prepararnos. La sanidad asturiana hizo lo correcto: reorganizó la red de hospitales en dos sectores, COVID y no COVID, con circuitos diferenciados para los pacientes".

Lo mejor de la estrategia regional. "Nunca tuvimos restricción de pruebas diagnósticas PCR. Desde el minuto cero se incluyeron en el circuito de pacientes programados y urgentes, incluso cuando las sociedades científicas no las recomendaban. Eso nos permitió salvaguardar las unidades no covid de enfermos contagiados. También fue espectacular la solidaridad entre todos los hospitales de Asturias: pequeños y grandes, privados y públicos, han ayudado al HUCA con una generosidad increíble. Nos han cedido material, camas, respiradores, bombas de medicación, monitores...".

Lo más mejorable de la estrategia. "Tardamos mucho en recomendar al uso de mascarilla quirúrgica en los espacios comunes; yo lo hubiera hecho desde el principio".

¿Estuvieron desprotegidos los profesionales sanitarios? "El objetivo de los responsables sanitarios fue preservar la seguridad de usuarios y profesionales y creo que lo han conseguido. La protección no nos faltó en ningún momento. Pero es cierto que había una sensación de que los equipos debías utilizarlos solamente en los casos necesarios. Y la duda era: ¿Qué casos son esos? No siempre está tan claro. El servicio de Anestesia y nuestro jefe apoyaron en todo momento la protección, y la directora médica del HUCA, lo mismo".

La unidad de reanimación del HUCA en su versión ordinaria. "En nuestra unidad atendemos a unos 11.000 pacientes quirúrgicos al año, entre intervenciones urgentes y programadas. Eso es lo habitual. Unos requieren cuidados intensivos quirúrgicos, para los que tenemos 19 camas, y otros cuidados intermedios o de recuperación postanestésica, para los que tenemos 30 boxes. Por nuestras unidades pasan todas las cirugías, excepto la cardiaca, el trasplante hepático y la cirugía del esófago".

La unidad de reanimación durante la pandemia: "Desde el primer momento, el servicio de Anestesiología del HUCA asumió el papel que le encomendó la dirección médica: hacernos cargo de los enfermos no covid. Se trataba de poder seguir haciendo, en la medida de lo posible, la cirugía urgente y la no demorable: tumores, enfermedades con riesgo de muerte y fracturas. Del 16 de marzo al 16 de abril, pasaron por nuestra unidad más de 500 enfermos: unos con problemas médicos y otros que habían sido operados. Solo detectamos tres infectados por covid-19 que fueron evacuados a UCIs destinadas a enfermos de coronavirus. En el personal medico y de enfermería del área de Anestesiología tampoco se han registrado contagios laborales".

Situación anímica de los profesionales. "Al inicio, todos estábamos asustados. En mi caso, el insomnio fue mi acompañante durante este periodo. Los anestesiólogos nos exponemos diariamente a la manipulación de la vía aérea, pues el mayor porcentaje de nuestros procedimientos precisa anestesia general y ventilación mecánica. Pero iniciamos el contraataque. Lo primero que hicimos fue el cribado de enfermos que llegaban al quirófano. Se establecieron circuitos diferenciados, protocolos y quirófanos preparados para enfermos covid o sospechosos. Los supervisores de enfermería han hecho una labor fantástica".

Enseñanzas del covid-19. "Debemos aprender a convivir con esta enfermedad, y el HUCA debe adaptarse a la nueva situación sanitaria de España. La desescalada debe ser una adaptación a nuevas pautas organizativas y se impone gestionar la convivencia de pacientes infectados y no infectados con los circuitos necesarios para evitar contagios . Por otro lado, debemos gestionar adecuadamente nuestros recursos para no saturar el sistema hospitalario en las reagudizaciones".

Los grandes protagonistas frente a la pandemia. "La medicina de familia y los servicios de urgencias de los hospitales son los auténticos héroes que han afrontado esta enfermedad en primera línea con una valentía impresionante. El área de Microbiología del HUCA nos ha dado un ejemplo de buen hacer. Los colegas de otros hospitales de Asturias han hecho un trabajo espléndido. Y hemos aprendido que la enfermería es el pilar organizativo del sistema sanitario: su exposición a contagios es elevada y su profesionalidad es determinante en la curación de los enfermos. Hay que destacar el buen hacer de los internistas, los neumólogos y de todos los equipos colaboradores que frenaron la entrada masiva de los enfermos en las UCI. gracias a su actuación en las plantas. La profesionalidad es polivalente y multidisciplinar: sin trabajar en equipo no somos nadie. Hay que aprovisionarse de material sanitario, medicamentos y respiradores".

La Sociedad Española de Anestesiología, Reanimación y Terapéutica del Dolor (SEDAR) sostiene que los anestesistas han estado infrautilizados durante la pandemia. "En nuestro hospital, el HUCA, no. Hemos realizado un trabajo de equipo excepcional, y sin nuestra colaboración habría sido muy dificultoso el manejo de lo enfermos tanto covid como no covid en los hospitales de Asturias. En una situación excepcional, como la que estamos viviendo, debemos ser soldados, colaborar y ayudar en lo que podamos. En los momentos de intercrisis, una buena dotación de anestesiólogos permitiría duplicar la actividad quirúrgica y la progresiva disminución de las listas de espera. Durante los periodos de crisis o pandemia activa, podríamos ser un buen apoyo en dos aspectos clave: la polivalencia de nuestra especialidad, que nos capacita para tratar al paciente crítico; y la versatilidad de los boxes de los servicios de Anestesia y la capacidad de reconversión de nuestras unidades de intermedios en unidades de críticos para reforzar las camas de cuidados intensivos en Asturias. Con una buena monitorización y enfermería especializada, podemos duplicar o triplicar nuestros boxes de críticos".

Compartir el artículo

stats