Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El virus del silencio: recomiendan no hablar ni en las peluquerías ni los trenes

Renfe pide a los viajeros que no hablen con otros usuarios para evitar contagios y los centros de estética recalcan comunicarse "lo necesario"

Viajeros en un autobús

Viajeros en un autobús Irma Collín

La desescalada del coronavirus está provocando cambios profundos en los hábitos sociales y las costumbres previas al estado de alarma. Diferentes actividades, que poco a poco vuelven a la acción bajo estrictas medidas de seguridad, están aplicando varias normas para evitar nuevos focos de contagio. Algunas de ellas, bastante reseñables. Como, por ejemplo, la que tiene que ver con el silencio en lugares de actividad.

Si primero fueron las peluquerías, que piden a los clientes “evitar conversaciones innecesarias”, ahora son los trenes los que se suman al carro. Renfe, que volverá el lunes a retomar el 90% de los servicios de cercanías, hizo público hoy una serie de recomendaciones generales a tener en cuenta.

Entre ellas, la décima llama la atención. “Evite, en lo posible, hablar con otros usuarios o por teléfono”. La recomendación coincide con la del Principado de Asturias a las peluquerías de la región, que volvieron el pasado lunes a la actividad y pedían "evitar conversaciones no imprescindibles con los clientes". A su vez, también recomendaba el uso de toallas desechables en vez de las habituales o la utilización de planchas a baja velocidad para no dispersar aire Todo el esfuerzo, pues, está puesto en reducir al mínimo posible el riesgo de contagios en la desescalada.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats