Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Asturias reforzará la vigilancia epidemiológica para garantizar el control de casos en el desconfinamiento

Salud hará pruebas PCR a los 11.370 casos "posibles, probables y confirmados" diagnosticados por Atención Primaria

Asturias reforzará la vigilancia epidemiológica para garantizar el control de casos en el desconfinamiento

Asturias reforzará la vigilancia epidemiológica para garantizar el control de casos en el desconfinamiento

La Consejería de Salud asturiana va a reforzar el servicio de vigilancia epidemiológica para garantizar el control de casos durante las fases de desconfinamiento. El avance en las fases de la vuelta a la normalidad dependerá, en opinión del consejero Pablo Fenández, de la capacidad que tenga el

Es por ello que durante su comparecencia en el Grupo de Trabajo de la Junta General para el seguimiento y evaluación del coronavirus en Asturias, Fernández Muñíz ha indicado que se dotará de mayor personal al servicio de vigilancia epidemiológica --que antes de la crisis del coronavirus contaba con un jefe de servicio y cuatro técnicas--, con hasta 30 personas durante las distintas fases del desconfinamiento. En este equipo va a pivotar buena parte del trabajo que se pretende iniciar el lunes 11 de mayo, cuando comience la nueva fase de detección de casos de covid-19 entre los más de 11.000 asturianos que están aislados o en seguimiento en sus casas por síntomas compatibles con la enfermedad o porque han sido contactos estrechos de un enfermo.

Para encarar este nuevo trabajo también se reforzará el servicio de Salud Pública. Hasta ahora el Servicio de Salud del Principado de Asturias (Sespa) ha reforzado con 1.635 profesionales la atención hospitalaria y con 334 la Atención Primaria. Muñiz también apela con insistencia a la prudencia a la población para abordar el proceso de desescalada. "Es necesario que impere la prudencia de la ciudadanía, la pericia de los profesionales y el entendimiento entre las diferentes fuerzas políticas", ha señalado.

La Atención Primaria tendrá, al igual que en todo el periodo de la pandemia, un papel principal en la contención del virus, ya que sus profesionales serán los encargados de abordar la identificación, la notificación y el seguimiento de los casos, a fin también de realizar las pruebas diagnósticas a todos sus contactos y frenar la dispersión del virus.

En este sentido, la Directora gerente del Sespa, Concepción Saavedra, ha afirmado que se intensificarán las pruebas por PCR durante la transición a la "nueva normalidad", con despliegues de "autoCOVID" en Gijón, Oviedo y otras áreas, además de la toma de muestras PCR en los servicios de Atención Primaria. Hasta ahora, se han realizado más de 25.000 pruebas a personal sanitario y más de 13.000 a trabajadores sociosanitarios.

A partir de ahora la historia clínica de Atención Primaria de cada asturiano incluirá la nueva ficha epidemiológica, a fin de que esta información figure en los sistemas de Atención Primaria y Vigilancia Epidemiológica. También se incorporará en los sistemas de información hospitalarios. En los lugares sensibles como residencias o centros de trabajo se reforzará la información sobre detección temprana del virus a través de los servicios de prevención de riesgos laborales de cada empresa y reforzando el servicio de prevención del Servicio de Salud asturiano.

Al margen se diseñará una campaña autonómica para reforzar las medidas relacionadas con la desescalada en cuanto a prevención, protección o control de movilidad. Todo ello, ha indicado el consejero, para poder identificar "la menor señal de alerta" y "mantener bajo control cualquier repunte", moderando así la incidencia y evitando la saturación del sistema de salud.

Si aún con todas estas medidas se produce un aumento de la circulación del virus, ha alertado, se podría plantear "restablecer medidas de control más estrictas", algo que se evaluará "día a día".

En el marco de las medidas que Salud pondrá en marcha para controlar el avance de la epidemia, la Consejería ha anunciado que realizará pruebas PCR a las 11.370 personas que, a fecha de 3 de mayo, son consideradas como casos "posibles, probables y confirmados" por Atención Primaria es decir, aquellos casos que se han puesto en contacto con sus servicios de Atención Primaria y han sido tratados por vía telefónica como positivos sin haber hecho la prueba. Se trata de pacientes con diagnóstico clínico a los que todavía no se ha hecho la PCR.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats