Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Salud testará cada día unos 200 casos sospechosos y rastreará sus contactos

"Empieza uno de los momentos más críticos de la pandemia", advierte Rafael Cofiño, que descarta de momento realizar pruebas a asintomáticos

Una enfermera, recogiendo muestras en San Martín del Rey Aurelio. JUAN PLAZA

Salud inicia hoy su plan de diagnóstico precoz de los pacientes que, pese a manifestar síntomas compatibles con coronavirus se mantenían hasta ahora en aislamiento domiciliario bajo la vigilancia de equipos de atención primaria y sin someterse a ninguna prueba diagnóstica por tratarse de enfermos leves. Este nuevo paso adelante, que busca poder tramitar las pruebas para estos afectados en menos de 24 horas, se estima que pueda engrosar el trabajo de los laboratorios asturianos con entre 150 y 200 nuevas muestras cada día. En paralelo, la región activa hoy también su proyecto de vigilancia de los llamados "contactos estrechos" de pacientes positivos, que serán contactados telefónicamente por un equipo de expertos para garantizar el cumplimiento de una estricta cuarentena y para poder atajar a tiempo su diagnóstico en caso de que comiencen a manifestar síntomas. El cambio de protocolo, que ya había sido adelantado el pasado jueves por LA NUEVA ESPAÑA, permitirá la detección precoz de posibles nuevos focos y la tranquilidad general de los enfermos sintomáticos que se veían obligados a cumplir aislamiento pese a no saber realmente si padecían o no la covid-19.

Óscar Suárez, coordinador de la gestión asistencial en el Sespa, afirmó ayer en una rueda de prensa telemática que la región había realizado hasta el momento más de 90.000 pruebas diagnósticas, en su mayoría, las de laboratorio o PCR, que son las más seguras y fiables. "La población destinataria", añadió, "ha ido variando en función de la evolución de la pandemia", pero se había centrado fundamentalmente en los residentes en geriátricos (con 1.600 pruebas) y en profesionales sanitarios y sociosanitarios (con 25.000 y 13.000, respectivamente). También se han testado ya a otros 4.500 profesionales de oficios considerados esenciales. El resto de muestras recayeron principalmente en enfermos ingresados en un hospital y, por tanto, en estado más grave.

"Ahora incorporamos todos los casos posibles que se presentan en atención primaria con sintomatología compatible y todos los casos sospechosos en aislamiento domiciliario, pese a que la mayoría son asintomáticos", aclaró el experto, que anunció también nuevas labores formativas para que el personal pueda realizar la petición de las pruebas y recoger las muestras. "Hasta ahora venía funcionando un circuito de petición para realizar pruebas en distintos puntos de las áreas sanitarias, pero ahora se podrán hacer en el propio centro de salud y también en el domicilio de los que no puedan desplazarse", aclaró Suárez. Para soportar la nueva carga de trabajo, se ha reforzado la red de los laboratorios hospitalarios que tramitan PCR: "La idea es atender unos 150 o 200 casos posibles cada día".

En cuanto al sistema de vigilancia de contactos estrechos, la coordinadora Beatriz Braña explicó que la atención será telefónica y correrá a cargo de un equipo de 30 profesionales creado expresamente para la tarea. "Nos pondremos en contacto con cada paciente para identificar cuáles han sido todos sus contactos estrechos desde dos días antes del inicio de los síntomas y empezaremos a llamar", resumió. Se define por contacto estrecho los que hayan estado a menos de dos metros durante más de un cuarto de hora del afectado. "Les aportaremos información para que puedan llevar a cabo una cuarentena óptima y para que puedan realizarse una autoevaluación en busca de síntomas", añadió Braña. De momento descarta, sin embargo, que estos contactos estrechos sean sometidos a PCR mientras no manifiesten síntomas.

Según Rafael Cofiño, director general de Salud Pública, la fase de transición que comienza hoy supone "uno de los momentos más críticos de la pandemia" y debe afrontarse con "cautela y prevención". "La situación está contenida en Asturias y la ciudadanía ha mostrado un comportamiento ejemplar hasta ahora, pero debe mantenerse".

Compartir el artículo

stats