La primera bailarina y directora del Ballet Nacional de Cuba (BNC), Viengsay Valdés, ha sido la ganadora de la 40.ª edición del Premio Positano de la Danza "Léonide Massine" en la categoría de mejor bailarina en la escena internacional. Valdés mantiene una estrecha vinculación con el Principado por su matrimonio con un asturiano y ha actuado en repetidas ocasiones en la región.

El jurado del certamen, uno de los más antiguos y prestigiosos del mundo de la danza, ha destacado de Valdés su alto nivel académico, el virtuosismo de su técnica y su intensa presencia escénica. También ha reseñado que durante un tiempo Valdés colaboró estrechamente con la gran Alicia Alonso en la dirección del Ballet Nacional de Cuba y la considera su sucesora.

De hecho, el premio a Viengsay Valdés se presenta también como un homenaje a la memoria de Alicia Alonso, leyenda del ballet mundial hasta su muerte, en octubre del año pasado. Alonso recibió en su día el "Léonide Massine", al igual que Margot Fonteyn, Rudolf Nureyev y Maurice Béjart, entre otras estrella de la danza.