Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Woody Allen y Mafalda, premio instantáneo

Los turistas del puente hacen colas en Oviedo para retratarse con las estatuas del cineasta y del personaje de Quino, ambos galardonados

Woody Allen y Mafalda, premio instantáneo

Woody Allen y Mafalda, premio instantáneo

En Oviedo se hizo buena estos días la popular expresión de "juntose con topose". Porque se juntó el puente festivo del Pilar, un tiempo más o menos benévolo para pasear y el arranque de la Semana de los premios "Princesa de Asturias". Todo, sin olvidar que la pandemia anima poco

Y si algo ha llamado la atención fueron las colas que se formaron por momentos ante las estatuas de Mafalda y Woody Allen, en el parque San Francisco y la calle Milicias Nacionales, respectivamente. Fueron instaladas hace ya 6 y 17 años, pero tal parece que son nuevas dado su tirón y éxito.

Se puede decir que los Premios dejan parados literalmente a los turistas (y también a gran número de asturianos de paso por Oviedo), que en muchas ocasiones recalan en la ciudad con una agenda que incluye, entre otras cosas, ir a hacerse la foto de rigor junto a ambas esculturas, instaladas en recuerdo a Allen, que recibió en 2002 el premio "Príncipe de Asturias" de las Artes, y a Quino, el querido creador de Mafalda, recientemente fallecido y quien fue en 2014 premio de Comunicación y Humanidades.

El objetivo de lograr la foto con Mafalda figuró entre los deseos por su 31.º cumpleaños de la pontevedresa Sandra Charlín, quien de paso arrastró también a su familia y amigos a retratarse con Woody Allen. Ambas esculturas distan apenas 500 metros, en pleno centro de la ciudad. "Objetivo conseguido", celebró la gallega, encantada, al igual que el resto del grupo con su estancia en la capital asturiana, de la que ayer se fueron tras tres días de turismo. "Esto es precioso", remataron.

De Galicia también, concretamente de La Coruña, son Mar García y Alfredo Fuertes, quienes no pudieron esquivar el deseo de sus hijos Alma y Beltrán de girar una visita a Mafalda. Tuvieron que esperar su turno, porque había cola para sentarse junto al personaje de Quino, del que es fan la vallisoletana Laura Domínguez. Esta vio en la Wikipedia (la enciclopedia de internet, que también recibió su Premio, el de Cooperación Internacional en 2015) que en Asturias había una escultura de la más famosa "niña" argentina y arrastró a sus padres Miguel Domínguez y María Díaz, y a su hermana Victoria, hasta el parque San Francisco. Luego, no faltó la correspondiente visita a la de Woody Allen.

El teatro Campoamor y el hotel de la Reconquista, sedes habituales de los Premios, son otros lugares fijos en las rutas turísticas, si bien este año el primero se queda apartado del programa debido a la pandemia (que ha obligado a reducir el programa). Pero aún así son pocos los que se marchan de Oviedo sin un retrato junto al coliseo. Los que ayer se aceraron al Reconquista -donde este año será la ceremonia de entrega- pudieron posar ya junto al cartel que anuncia la Semana de los Premios, de lo más intensa y también fructífera -aunque esta edición menos- para el comercio y la hostelería locales.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats