Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cultura agiliza la tramitación de las obras en el entorno del Camino de Santiago

Patrimonio reduce la burocracia que paraliza los proyectos menores en la ruta jacobea y dejará en manos de los concejos los conjuntos históricos de Llanes, Ribadesella, Tazones, Salas, Cudillero y Cangas del Narcea

Una concha que marca el itinerario del Camino de Santiago, en la plaza del Ayuntamiento de Oviedo.

Una concha que marca el itinerario del Camino de Santiago, en la plaza del Ayuntamiento de Oviedo. MIKI LÓPEZ

El pleno del Consejo de Patrimonio Cultural de Asturias respaldó ayer los mecanismos de tramitación desarrollados por la Consejería de Cultura para agilizar la tramitación de licencias de intervención sobre los entornos protegidos del Camino de Santiago. Se trata, en esencia, de simplificar los trámites, fundamentalmente para obras menores, y sin renunciar por ello a la necesaria supervisión sobre los bienes patrimoniales. La medida persigue terminar con la parálisis en la tramitación de licencias de obra vinculadas a los entornos protegidos del Camino de Santiago. Algunas intervenciones menores llevan meses e incluso años paralizadas en la Dirección General de Patrimonio Cultural, donde hay cientos de expedientes vinculados a proyectos de intervención en el entorno de los trazados oficiales del Camino.

La Consejería de Cultura aprobó, el pasado 28 de enero, un plan de protección del entorno del Camino de Santiago, que fue inmediatamente contestado por varios ayuntamientos y por entidades como la Confederación Asturiana de la Construcción (CAC-Asprocon) y los colegios oficiales de Arquitectos y Aparejadores, que recurrieron un plan que consideran que lleva a una "sobreprotección desproporcionada" de esos entornos, en vez de flexibilizar la tramitación de licencias para poder ejecutar determinadas obras en el trazado del Camino de Santiago.

Tal como LA NUEVA ESPAÑA publicó en exclusiva en distintas informaciones y reportajes durante los pasados meses de enero y febrero, el atasco de la tramitación de licencias provocó que varios ayuntamientos criticasen abiertamente las trabas que se encontraban a la hora de tramitar obras menores en vías de sus municipios incluidas dentro del trazado oficial. En medio de aquella polémica, el vicepresidente del Principado, Juan Cofiño, prometió que habría cambios normativos para agilizar la tramitación, y en el mes de febrero la Consejería de Cultura inició los trámites para reducir las trabas, específicamente, en el entorno del Camino de Santiago.

Esta es precisamente la iniciativa aprobada ayer por el Consejo de Patrimonio Cultural de Asturias, que en esencia servirá para agilizar la tramitación de determinadas intervenciones de carácter menor dentro de los entornos de protección. Entre las actuaciones que ahora se podrán ejecutar sin tener que afrontar una larga tramitación administrativa están la reparación de cierres tradicionales de murias, cierres vegetales, jardinería de parcelas, obras de adecuación interior (en edificios que no estén individualmente protegidos) y exterior, pintura exterior, limpieza y sustitución de canalones o retejado y retechado, entre otras actuaciones.

Pero además, el Consejo aprobó otra iniciativa por la cual se persigue reducir los tiempos para acometer intervenciones en una serie de conjuntos históricos, dando mayor peso a los ayuntamientos en la aprobación de los trabajos.

Lo que ayer aprobó el Consejo es, expresamente, "iniciar los trabajos administrativos que permitirán acometer actuaciones en una serie de conjuntos históricos de la comunidad. Cuando finalice esta tramitación, estas intervenciones se considerarán autorizadas de forma general, siempre que se cumplan una serie de condiciones técnicas que deberán evaluar los ayuntamientos implicados". Esta medida, encaminada asimismo a agilizar la tramitación de las obras, se aplicará en los conjuntos históricos de Llanes, Ribadesella, Tazones (Villaviciosa), Salas, Cudillero y Cangas del Narcea.

Estos seis enclaves tienen en común que se trata de conjuntos históricos sin plan especial, lo que motiva que se requieran permisos específicos de la Dirección General de Patrimonio para ejecutar cualquier actuación. Una vez que se apruebe la medida, las actuaciones que se permitirán con carácter general y bajo la supervisión de los Ayuntamientos serán análogas a las que se han aprobado para los entornos de protección del Camino de Santiago.

Por último, el Consejo de Patrimonio Cultural ha iniciado el proceso para incluir en el Inventario del Patrimonio Cultural de Asturias el Camino de Santiago a su paso por los concejos de Aller y Pravia, al ser rutas jacobeas consideradas históricas. En Aller se quiere incluir el tramo entre el puerto de San Isidro y el enlace con el Camino del Salvador en Ujo (Mieres). En Pravia, se quiere incluir la ruta que va a la capital del municipio por Forcinas, la de Pravia a Mallecina por el valle de Arango, y la de Pravia a las Luiñas por Villafría. En todas estas rutas, la protección patrimonial se limitará a los tramos de estos caminos que cuenten con elementos de interés cultural.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats