Hugo Fontela, uno de los artistas asturianos de mayor proyección nacional e internacional, inaugura hoy en la galería Marlborough de Madrid "The River", una exposición con su obra más reciente. En la parte técnica supone un retorno a sus orígenes, en la estética y conceptual avanza hacia la abstracción. "The River", que permanecerá abierta al público hasta el 21 de noviembre, es una colección de "paisajes mentales", con 12 cuadros realizados por Fontela entre finales del 2019 y 2020. Los más recientes fueron pintados ya pasado el confinamiento por la pandemia de covid, así que son recientísimos.

En esta nueva etapa, según explica Hugo Fontela, "la pintura cobra un mayor protagonismo, pues las obras, más cercanas al lenguaje abstracto, son menos cautivas de la forma, adquiriendo mayor espiritualidad". "De alguna manera", comenta el artista, "mi pintura según evoluciona, tiende a libersarse".

Lo acuático es determinante en la pintura del artista moscón, "una constante" de su trabajo que ahora se ha acentuado. "Aquí el gran cambio es presentar ese medio acuático como único motivo del cuadro, sin otro elemento -otras veces había una roca o un resto vegetal-, que se convierta en protagonista", señala.

En "The River", Fontela ha acabado dibujando sus propios "paisajes mentales provocados para que la pintura ocurra, pinturas verdes que sin duda remiten al norte, a Asturias".

El pintor habla de cierta vuelta a sus inicios con esta nueva exposición, al menos en los aspectos más instrumentales. "He vuelto a pintar al óleo por una cuestión técnica. Necesitaba mas tiempo para resolver la obra, y quería tener ese margen de reflexión para el trabajo. No lo usaba desde mi época de formación, y ha sido como volver al origen", refiere.

"Recuerdo con fascinación la primera vez que comencé a pintar, corría el año 1998 y desde entonces, la pintura ha sido uno de los grandes ejes de mi vida y mi vocación", hace balance el artista asturiano, nacido en Grado hace 34 años.

"Quién se enfrente a estas pinturas reconocerá en ellas reminiscencias impresionistas, sobre todo a Monet y sus nimpheas, pero tan sólo en la superficie", indica Fontela al ser preguntado sobre sus influentes en estas últimas obras. Sin embargo, subraya que su mayor interés es "la militancia en defensa de la pintura" de artistas como Miguel Angel Campano, Cy Twombly o Philip Guston, "autores que subyacen en estos trabajos, manifiesto de como entiendo esa militancia".