16 de octubre de 2020
16.10.2020
La Nueva España
Premios Princesa

La Vega, rally de la cultura para los Reyes

Los Monarcas y sus hijas estrenan el viaje a Asturias con un recorrido por la Fábrica de Armas viendo instalaciones, escuchando música y saludando a los artistas asturianos

16.10.2020 | 01:20
La Vega, rally de la cultura para los Reyes
La Vega, rally de la cultura para los Reyes

El rally Santullano-La Tenderina se corre en La Vega. La Familia Real entró ayer a las seis y media de la tarde por la puerta de la calle Marcelino Fernández y una hora y diez minutos después salió por el portón de Río Caudal, habiendo completado los cinco tramos de instalaciones y programas que la Fundación Princesa desarrolla en las naves de la vieja Fábrica de Armas esta semana. Los Reyes de España, don Felipe y doña Letizia, y sus hijas, la Princesa Leonor y su hermana Sofía, estrenaban así su viaje de Premios a Asturias con un encuentro exprés y concentrado con la cultura y con la mayor parte de los artistas asturianos involucrados en las actividades de la Fundación. A lo largo del circuito la Familia Real escuchó a Williams y a Morricone, vio los mandos del coche con el que Sainz ganó el Dakar, apreció las fotos de sanitarios de Muel de Dios, charló con músicos, artistas y escenógrafos de la región, escuchó a Anne Carson en las figuras de Federico Granell y pisó las palabras de la instalación de Adrián Cuervo.

Ese "tramo", el de la visita a la Biblioteca Líquida, que es un homenaje audiovisual a los premios de Comunicación y Humanidades de la Feria del Libro de Guadalajara y el Hay Festival, dejó uno de los momentos más divertidos del circuito. La obra de Cuervo proyecta palabras en el suelo, en una especie de espacio líquido circular, y cuando el espectador pisa uno de esos términos, en las paredes se puede leer una frase relacionada, seleccionada de forma aleatoria de una base de datos de mil libros y quinientas citas ordenadas por palabras clave. Todo esto se lo contaba el artista al Rey, interesado por el algoritmo en las tripas de la performance, mientras sus hijas se divertían con esa interacción de museo moderno que relaja los protocolos. Pero fue ver proyectada en el suelo la palabra "amor" y la Reina Letizia se lanzó a pisarla.

-Ahora espero que salga yo en la pared -bromeó el Rey.

No consta la frase que se proyectó, pero sí que la Reina, en actitud cariñosa, se le acercó y le hizo una carantoña. Al margen de Letizia pisando amor, la Biblioteca Líquida hizo casi que llamaran la atención a la Princesa y la Infanta. Tanto juego que no había quién las sacara de allí.

Ese había sido el tercer tramo del rally de La Vega. El recorrido, guiado por la directora de la Fundación Princesa, Teresa Sanjurjo, y en el que les acompañaron el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska; el presidente del Principado, Adrián Barbón; la delegada del Gobierno, Delia Losa; el alcalde Alfredo Canteli; el presidente de la FPA, Luis Fernández-Vega, y su esposa, Victoria Cueto-Felgueroso, y el resto de autoridades, había arrancado con puntualidad británica, nube de fotógrafos y redactores y sin el baño habitual de hinchada monárquica -bandera y "¡guapo!"- que suele acompañar las visitas reales en Premios.

En este año covid, sin multitudes, los Reyes entraron por la nave almacén con el puñado de autoridades y se detuvieron a ver los tres coches de Carlos Sainz: una réplica del Panda, el Toyota Celica y el Mini Buggy del Dakar, donde el Rey activó el modo parental y deportista y no perdió la ocasión de meter cabeza por la puerta del piloto para explicarles a sus hijas cómo-funciona-todo-esto.

En una tarde muy otoñal en la que el orbayu no pasó de amenaza y los pláganos de las largas avenidas de la fábrica se agitaban sin exceso, a los Reyes se les vio muy cómodos en la visita, como el asturiano emigrado que necesita escapar un poco de Madrid. Segundo tramo, en la sala que la Fundación ha sembrado de bancadas blancas, cojines y pantalla inmensa, el fotógrafo Muel de Dios, colaborador de LA NUEVA ESPAÑA, pudo enseñar sus "Retratos de una pandemia", homenaje a los sanitarios del premio de la Concordia. Las hijas no perdieron detalle y los padres se interesaron por los apellidos del fotógrafo; tono jovial y hasta bromas con el Monarca, que, planteando ser de la quinta de Muel, era un año mayor. Y unos cuantos centímetros más largo.

La parada de los sanitarios sirvió también para que los Reyes pudieran ver un pequeño vídeo, extracto del coloquio virtual con los matemáticos del Premio de Investigación, y contemplar el audiovisual "Morricone's Suite", de Stefano Tagliafierro. De ahí pasaron al juego de las palabras que plantea esa desmaterialización del libro como soporte y que permitió a la Infanta y a la Princesa aligerar carga institucional y la comitiva salió a una de las avenidas principales que vertebran la cuadrícula de naves de La Vega. Mandaba ahora Letizia, señalando a sus hijas algún detalle sobre esos edificios que sirvieron a Sergio Sánchez para reconstruir un pueblo americano en "Marrowbone", y al pasar junto a los periodistas, la Reina ejecutó el ya clásico saludo a sus colegas los periodistas. Dentro de la nave les esperaban ahora un nutrido grupo de artistas asturianos. Estaban Francisco Pardo, director de escena en "La belleza del marido"; la artista Cristina Busto, que realizó las proyecciones de aquel montaje; músicos participantes en los distintos formatos y recitales que se han escuchado estos días, como Miguel Herrero, Jacobo de Miguel y Aarón Zapico ("Forma Antiqva"), el director de orquesta Óliver Díaz o Pablo Gisbert, responsable estos días de buena parte del maquillaje de las naves de La Vega. Con ellos hablaron los Reyes un rato mientras Teresa Sanjurjo hacía las presentaciones. Luego todos se sentaron, con mucha silla libre por el medio, y escucharon al Enol Ensemble de Tatevik Khachatryan (violín), Blanca Fernández (violín), Cristina Gestido (viola), Teresa Valente-Pereira (violonchelo), Mario Bernardo (piano) y Juan Ferriol (oboe) interpretar "Cinema Paradiso" y el tema principal de "Star Wars".

De la parada musical salieron directos a cubrir el último tramo, dentro de la Escuela de Aprendices de la Fábrica de Armas, en el edificio de Artes y Oficios. Allí, el artista Federico Granell, responsable de las figuras que en el interior recitan a Anne Carson, recibió en las escalinatas y acompañó en el interior. A la salida, un nuevo posado y la caravana de coches oficiales despidió el rally Santullano-La Tenderina, premio de la Cultura y que con más motivo que cualquier otro puede llevar el título de Real. Con la salida de los últimos escoltas, por las calles de la Fábrica de Armas empezaron a aparecer las tropas imperiales, atrezzo del concierto de la OSPA en la fábrica de Sánchez del Río, y las colas de ese público que también hace posible la Cultura.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Televisión


Las mejores series de terror para hacerte un maratón en Halloween

Las mejores series de terror para hacerte un maratón en Halloween

Desde los clásicos del miedo hasta las novedades de 2020 para que disfrutes una noche especial

Netflix prepara una serie de 'Assassin's Creed' de imagen real

Netflix prepara una serie de 'Assassin's Creed' de imagen real

Netflix sigue apostando fuerte por las adaptaciones de videojuegos. A las series ya existentes de...

Antonio Banderas y María Casado presentarán un programa musical en Amazon

Antonio Banderas y María Casado presentarán un programa musical en Amazon

Ambos conducirán 'Escena en Blanco y Negro', que permitirá conocer a fondo a estrellas de la música


'Veneno' se despide tras convertirse en todo un fenómeno mundial

'Veneno' se despide tras convertirse en todo un fenómeno mundial

La serie de Los Javis llega esta noche a su final con un episodio que se emitirá en Atresplayer...

'El Hormiguero' recibe esta semana la visita de Celia Villalobos y Antonio Orozco

'El Hormiguero' recibe esta semana la visita de Celia Villalobos y Antonio Orozco

María Jiménez, Belén Cuesta y Javier Cámara también se divertirán en el programa de Motos